País País
sábado 19 de noviembre de 2016

Reabastecen bases de la Antártida con equipos de Fuerza Aérea y Armada

Es porque fracasó una licitación lanzada por el Gobierno para que ese servicio se concretara con un buque polar, un rompehielos y helicópteros privados.

Buenos Aires. El Gobierno nacional utilizará medios de la Armada Argentina y de la Fuerza Aérea Argentina para el abastecimiento de las bases antárticas luego de que fracasara la licitación pública internacional que lanzó y la alternativa de contrato Estado a Estado para esa tarea.
La medida se conoce a partir de que no se pudieran alquilar un buque polar, un rompehielos y los helicópteros necesarios para realizar las operaciones previstas.
Según publicó el diario Ámbito Financiero, el ministro de Defensa, Julio Martínez, convocó al jefe naval, almirante Marcelo Sur, y al comandante operacional de las Fuerzas Armadas, general de brigada Carlos Pérez Aquino, quien asistió en representación del titular del Estado Mayor Conjunto, teniente general Bari del Valle.
Este funcionario es el máximo responsable del operativo de reabastecimiento y traslado de personal a las bases ubicadas en la zona austral de la Argentina.
Allí el ministro impartió la directiva de preparar las unidades navales y aéreas aptas y disponibles para la misión.
Se trata de buques de carga del Servicio de Transportes Navales que fueron utilizados en otras campañas pero con limitaciones para navegar en zonas de hielo.
También se utilizarán los remolcadores de mar adquiridos a la Federación Rusa, que tienen casco reforzado.
La Fuerza Aérea Argentina utilizará aviones de transporte C-130 Hércules como ya lo había hecho en aquella campaña del verano 2012/2013.

Política antártica

Con estos medios propios, la Casa Rosada busca cumplir con esta parte de la política operativa en la Antártida, al menos los relevos de personal y la logística para la invernada, aunque se resentiría el movimiento de científicos.
El 22 de setiembre último fracasó la licitación internacional que se había lanzado: tres de los cuatro oferentes no cumplieron con las condiciones técnicas requeridas en el pliego y el restante quedó fuera porque la oferta económica excedió el monto previsto por la cartera de Defensa de la Nación.
Las naves nacionales deberán hacerse cargo del traslado de más de 7.000 tambores de gasoil, combustible JP1 para aeronaves, alimentos, maderas, vestuario, elementos de limpieza, medicamentos, vehículos, equipos electrónicos y muebles. Otra de las tareas previstas apunta a cumplir con el protocolo Madrid del Tratado Antártico.
El mismo, que ya está en vigencia, establece la extracción de residuos de varios tipos que se producen como consecuencia del funcionamiento de las bases.

Concurso caído

Cuatro interesados. Se presentaron para prestar el servicio con bienes propios a raíz del llamado público que emitió el Ministerio de Defensa de la Nación.

Todos eliminados. Tres de las compañías participantes fueron descartadas ya que no cumplían las condiciones técnicas fijadas por el Estado. La restante fue descalificada porque la pretensión económica era excesiva.
Fuente:

Dejanos tu comentario

Más Leídas