País País
miércoles 24 de agosto de 2016

Procesan a 14 personas por presunto fraude a la AFIP en 2009

El juez federal de San Juan, Leopoldo Rago Gallo, procesó a 14 de los 17 imputados por el caso de las maniobras para limpiar deudas en la AFIP a empresas de San Juan y Mendoza

El juez federal de San Juan, Leopoldo Rago Gallo, procesó a 14 de los 17 imputados por el caso de las maniobras para limpiar deudas en la AFIP a empresas de San Juan y Mendoza y de proveer facturas truchas, denunciadas por el organismo recaudador en 2009.

El magistrado entendió que los procesados, entre los que había contadores, empresarios y empleados de la AFIP, integraban una asociación ilícita que se dedicaba a borrar deudas impositivas que distintas empresas registraban con el Estado nacional y vender facturas truchas.

Rago Gallo emitió el auto de procesamiento después de evaluar el entrecruzamiento de datos y las escuchas telefónicas, que revelaron cómo actuaba la organización delictiva y las funciones que desempeñaban sus miembros.

En su resolución, el juez explica que "está acreditado el despliegue de una organización delictiva destinada a cometer maniobras ilícitas claramente orientadas a la defraudación de las rentas de la Nación".

En el expediente se indica que el grupo "prestaba servicios ilegales para que empresas de San Juan y Mendoza esquivaran sus obligaciones impositivas con la AFIP o pagaran mucho menos".

Se demostró que los imputados "manipulaban los registros del organismo recaudador, vendían facturas de empresas fantasmas para evadir tributos y generaba créditos de libre disponibilidad inexistentes".

Los procesados son los contadores Cristian Olmos y Daniel Humberto Fornari, que son los más comprometidos por ser los cabecillas de la organización, además de Julio Andrés Ayala y Raúl Peña por vender facturas truchas.

Se suman a la lista Héctor Quirós, que transfería saldos inexistentes de libres disponibilidad y junto a Luis Alberto Alé ofrecía el servicio de borrado de deudas, mientras que Edmundo Novelli, como dueño de franquicias de Helados Grido, se vio beneficiado con la supresión de los impuestos que debía.

El contador Fernando Jolivot fue procesado por ser el captador de clientes, mientras que a los empleados de la AFIP Rubén Darío Falcón, Walter Prividera, Manuel Francisco Montivero Miranda César Esteban Vignoli, Antonio Ribas, les enrostran ser los que metían mano en el sistema informático.

A todos los involucrados, el juez los acusa de ser parte de la "organización criminal y autores de los delitos que la misma ejecutó, que son fraude contra el Estado nacional, falsificación de documento y uso del mismo (facturas truchas) y adulteración de sistemas informáticos (en este caso de la AFIP para borrar deuda)".
Fuente:

Dejanos tu comentario

Más Leídas