País - Macri Macri
viernes 03 de junio de 2016

Primero lo golpearon por saludar a Macri y ahora le destrozaron su puesto de comida

Lo denunció el mismo Alfredo Farías, quien hace 20 días dialogó con el Presidente en su lugar de trabajo. "Siento dolor e impotencia. No vamos a aflojar", dijo.

Alfredo Farías es un rosarino que vende tortas asadas cuyo nombre se hizo famosos a principios de la gestión de Mauricio Macri como Presidente. Es que el hombre le envió un billete de 100 pesos junto a una carta en la que decía que quería ayudar a "sacar el país adelante".

Emocionado por el gesto, el mes pasado el jefe de Estado realizó una sorpresiva visita al puesto de Alfredo. Tomaron mates, se abrazaron y, obviamente, compartieron algunas tortas.

Aquella visita le trajo algunos dolores de cabeza al trabajador rosarino. Un vecino enojado que no está de acuerdo con las políticas del Gobierno lo golpeó en la puerta de su casa mientras su mujer estaba dando una entrevista.

Pareciera que la intolerancia no se frenó allí. Es que en las últimas horas un grupo de personas llegó hasta el pequeño puesto para destrozar la parrilla y otros elementos irreemplazables en el trabajo diario de la familia Farías.

"Siento dolor e impotencia. No vamos a aflojar y vamos a seguir vendiendo. La gente de acá nos quiere, no creo que los agresores sean de la zona", aseguró Alfredo en declaraciones a medios locales.

Fuente: UNO Santa Fe

Dejanos tu comentario

Más Leídas