País País
jueves 05 de octubre de 2017

Por fijar indemnización exagerada, la Corte nacional revocó un fallo

La demandante trabajó como re-contadora de billetes para la transportadora de caudales Brink's Argentina desde mayo de 2008 hasta febrero de 2011.

Con la firma de los jueces Ricardo Lorenzetti, Juan Carlos Maqueda, Elena Highton de Nolasco y Carlos Rosenkrantz, la Corte Suprema revocó un fallo de la Sala III de la Cámara Nacional de Apelaciones del Trabajo que condenaba a pagar una suma totalmente desproporcionada en concepto de indemnización por accidente laboral.

La demandante trabajó como re-contadora de billetes para la transportadora de caudales Brink's Argentina desde mayo de 2008 hasta febrero de 2011. Después de ser despedida, promovió un juicio laboral contra la empresa y su ART reclamando una indemnización de $482.112 por las lesiones físicas que dijo haber sufrido en virtud de ese trabajo.

Pese a que durante el juicio se comprobó con el examen médico que la trabajadora sólo había sufrido una leve lesión en sus muñecas (tendinitis) que le provocaba una incapacidad física del 7,32%, el fallo de la Sala III sostuvo que de esa lesión se derivaba también una incapacidad psíquica del 10% y resolvió que la empresa y su ART debían pagar una indemnización por daño material y moral de $1.150.000, suma a la que le añadió otra todavía más elevada en concepto de intereses, llevando la condena a un total de $4.000.000.

La Corte revocó este fallo señalando que los jueces de la cámara fijaron la indemnización en una suma cercana al triple del importe estimado por la propia trabajadora apoyándose en pautas sumamente genéricas "que no permiten verificar cuáles han sido los fundamentos o el método seguido para establecerla". Y que tampoco expusieron argumento alguno que pudiera justificar que a esa indemnización se le añadieran intereses calculados desde noviembre de 2009.

Es la segunda vez, en pocos meses, que la Corte revoca un fallo de la Sala III de la cámara laboral porteña por resultar arbitrario.

El 4 de julio de este año, en la causa "López c/Horizonte", se revocó la sentencia dictada, que eximía al trabajador de pagar los gastos generados por el juicio laboral que había perdido por su propia culpa lo que quedó acreditado.
Fuente:

Más Leídas