País País
viernes 23 de septiembre de 2016

Paraná: fieles aseguran que una Virgen llora

La imagen llegó el sábado a la Parroquia Santo Domingo Savio, de la capital de Entre Ríos y al día siguiente, exactamente a las 15, los fieles dijeron que empezaron a notar el fenómeno

Fieles de una parroquia de Paraná aseguraron que una imagen de la Virgen María Inmaculada del Divino Corazón Eucarístico de Jesús, más conocida como la Virgen del Cerro, empezó a llorar y las lágrimas despiden "un olor a rosas".

La imagen llegó el sábado a la Parroquia Santo Domingo Savio, de la capital de Entre Ríos y al día siguiente, exactamente a las 15, los fieles dijeron que empezaron a notar el fenómeno. Desde la Iglesia contaron que "se está viviendo un momento de gracia y misericordia a través de las lágrimas que brotan de la imagen de la Inmaculada Madre".

El sacerdote Walter Minigutti, en diálogo con Elonce TV, se refirió a "esta advocación de María, que tantas gracias y bendiciones está derramando en nuestra parroquia". Un joven llevó la imagen que había adquirido en Salta al templo y le indicó al párroco "la Virgen me pidió que la trajera".

Minigutti dijo que fue "a visitar a nuestra mamá del Cielo" a la casa del hombre y constató "la veracidad de los hechos que relataba". El párroco agregó que en ese momento le indicó que lo iban a mantener "en reserva y en oración" porque "la Virgen nunca busca el espectáculo, si la simplicidad, que lo hagamos interior".

Finalmente, el sábado pasado llevaron a la Virgen a la parroquia y se realizó una misa. "Hace un año en la parroquia, abrimos una capilla que se llama Inmaculada. Está abierta las 24 horas, también se ha manifestado en este lugar, con lágrimas y con olor a rosas", relató el cura.

"Es momento de acompañarla, de rezar mucho, de consolarla, y ver qué signo de manifestación nos da. Mientras tanto expresemos todo el amor, el respeto y el cariño, por nuestra mamá del Cielo. Dicen que ella eligió esta parroquia, esta comunidad; creo que es un regalo de Jesús eucaristía, porque él está las 24 horas presente en la capilla del Santísimo, en la custodia", reflexionó el sacerdote.

Y agregó: "Entiendo que muchas personas no crean en este signo. Son fenómenos de fe, comprendo a los que no creen, al que duda, pero son signos que nos escapan. De esto no vive la fe, vive de Cristo, la Eucaristía, los sacramentos, de la vida cotidiana".

A continuación invitó a todos aquellos que quieran visitar a la Virgen; sólo pidió tener en cuenta que "es un lugar de respeto, de silencio".
Fuente: Noticias Argentinas

Más Leídas