País País
miércoles 31 de agosto de 2016

Para el fiscal Delgado, "es extraño que al monasterio lo maneje una inimputable"

Se refirió así a los resultados que arrojó la pericia médica sobre la hermana Alba, la superiora del convento de General Rodríguez donde el ex secretario de Obras Públicas, José López, intentó esconder más de 9 millones de dólares.

El representante del Ministerio Público pidió investigar el lunes pasado en forma independiente el funcionamiento del convento -causa que recayó en el juzgado de Ariel Lijo- en virtud de que "es un lugar bastante extraño donde ya no tiene mucho que ver puntualmente con López, sino con que hay indicios de que había circulación de dinero relativamente importante, y hay fondos del Estado Nacional que lo solventaría".

"En principio hay un informe médico que dice que la hermana Alba no podría comprender las acciones que lleva adelante, con lo que es probable que (el juez Daniel) Rafecas la exculpe; y entonces después, habrá que ver la situación de las otras religiosas que declararon diciendo que habrían ayudado a López a ingresar el dinero al convento con órdenes de la hemana Alba. Órdenes que en teoría no habría estado en condiciones de dar, por eso hay que desentrañar todo esto", detalló Delgado en declaraciones a Radio Nacional .

El fiscal expresó sus dudas sobre el funcionamiento del monasterio y sobre las responsabilidades de las religiosas e impulsó una investigación porque le resultó "raro que López fuera a un lugar de oración, a la madrugada, a llevar dinero, y que hubiera hablado" durante esa noche "con las personas que lo habitaban".

"Hay subsidios de 500.000 pesos que se usaron para reconstruir la habitación en la que el ex obispo Di Monte iba a disfrutar de su jubilación, donde había un jacuzzi", recordó el fiscal y añadió que en el inventario efectuado al momento de la muerte del prelado se encontraron 80.000 pesos, pero "no hay un responsable visible" del convento.

"Hay una vecina que colabora pero que no es administradora, el responsable eclesiástico vive en San Luis y entonces dice que no es responsable, y como hay dinero público hay que desentrañar qué pasó", indicó.

Delgado también dijo en relación a la hermana Alba que "por un lado, no se sabe bien cuántas palabras puede decir, porque según lo que dicen los médicos le cuesta ubicarse en tiempo y espacio", pese a que "tenía varios celulares y teléfonos de línea que se habrían usado".

No obstante, el fiscal aclaró que "no hay razón para sospechar del trabajo médico" realizado, y cuando le preguntaron si la conducta de la religiosa podría responder a una estrategia judicial, Delgado no lo descartó y consideró que "también podrían haber mentido las otras monjas".

"El abanico está abierto, esos interrogantes vinculados al hallazgo del dinero siguen en pie", sostuvo.

A pesar de eso, destacó que "el uso de bienes públicos para cosas particulares" de parte de López está claro, así "como la curiosa relación con algunos empresarios".
Fuente: Télam

Dejanos tu comentario

Más Leídas