País País
miércoles 10 de agosto de 2016

Organismos de Derechos Humanos se manifestaron contra la prisión domiciliaria a Etchecolatz

La manifestación tuvo lugar frente a las escalinatas de la Cámara Federal de la Plata, horario en que estaba previsto los jueces comenzaran a deliberar respecto del pedido de prisión domiciliaria para el genocida.

Manifestantes de organismos de Derechos Humanos se concentraron hoy frente a tribunales platenses para protestar contra del beneficio de prisión domiciliaria que la Justicia le podría conceder al represor Miguel Etchecolatz.

La manifestación tuvo lugar frente a las escalinatas de la Cámara Federal de la Plata (calle 8 y 50), horario en que estaba previsto los jueces comenzaran a deliberar respecto del pedido de prisión domiciliaria para el genocida, que sería resuelto el viernes, luego de que Casación defina los jueces subrogantes para el tratamiento de esta cuestión. Acompañaron la movilización con su presencia el Premio Nobel Adolfo Pérez Esquivel y la referente de Madres de Plaza de Mayo Línea Fundadora Nora Cortiñas.

También formaron parte de la convocatoria Abuelas de Plaza de Mayo, Asamblea Permanente de Derechos Humanos (APDH), Asociación de ex Detenidos Desaparecidos, Fundación Clara Anahí, Liga Argentina por los Derechos del Hombre, Hijos La Plata, Liberpueblo, CEPRODH, además de numerosas agrupaciones políticas, sindicales y estudiantiles.

En diálogo con NA, Cortiñas calificó como "aberrante" la posibilidad de que Etchecolatz, quien se encuentra condenado a reclusión perpetua por crímenes de lesa humanidad durante la última dictadura, purgue su pena en su domicilio.

"Es aberrante. Es un genocida y justamente ninguno de los genocidas puede quedar en prisión domiciliaria. De ninguna manera. Para defender la democracia y demostrar que nuestra lucha no fue en vano, todos los genocidas deben ir a cárcel permanente y común sin privilegios", manifestó la reconocida dirigente de Derechos Humanos, que recordó a esta agencia que Jorge Julio López, el testigo desaparecido en 2006, había declarado en contra de Etchecolatz.

El expolicia, que cumple condena en el Hospital Penitenciario de Ezeiza, viene pidiendo desde hace tiempo la prisión domiciliaria, aduciendo problemas de salud y alertando sobre la posibilidad de sufrir un accidente cerebrovascular debido a su elevada edad (87 años).

La desaparición de López se produjo luego de la sentencia a reclusión perpetua contra Etchecolatz, quien fue hallado responsable de homicidios, privaciones ilegítimas de libertad y de haber aplicado torturas sistemáticas contra detenidos en centros clandestinos durante la última dictadura militar.

En los "años de plomo", se desempeñó como mano derecha de Ramón Camps, jefe de Policía de la Provincia de Buenos Aires, con quien dirigió el operativo de secuestro y asesinato de estudiantes secundarios conocido como la "Noche de los Lápices".
Fuente: Noticias Argentinas

Dejanos tu comentario

Más Leídas