País País
jueves 28 de abril de 2016

Norma Calismonte, esposa de Báez: "De mi boca no van a escuchar nada"

Calismonte permanece recluida en su casa de Río Gallegos, donde mantiene comunicación telefónica con su hijo Martín.

Norma Calismonte, la esposa de Lázaro Báez, señaló que ella no va a hablar "si detienen" a su hijo Martín Báez, por lo que aclaró que está "esperando que la Justicia resuelva" la situación judicial que atraviesa la familia, en la mira por distintas causas de corrupción.

Mientras allanaban las propiedades de Lázaro y de sus hijos, Calismonte permanece recluida en su casa de Río Gallegos, donde mantiene comunicación telefónica con su hijo Martín.

En declaraciones telefónicas a la revista Noticias, aseguró que pese a las especulaciones ella "no va a hablar" sobre las maniobras que se le imputan a Lázaro por sobreprecios en la obra pública y lavado de dinero y que recién se pronunciará cuando la "Justicia resuelva".

"Que yo vaya a hablar si detienen a mi hijo es mentira. La gente habla por hablar. Igualmente, yo no tengo contacto con ninguno de los abogados de ellos, no quiero tener nada. Mintieron tanto y distorsionan tanto las cosas que no voy a decir nada", apuntó.

"De mi boca no van a escuchar nada. De mi hijo, llamalo a él, si quiere hablar... o a sus abogados. Yo como madre, nada. Estoy esperando que la Justicia resuelva, nada más", reafirmó. Calismonte reveló a su vez que no mantiene ningún contacto con Lázaro, quien se encuentra detenido en el penal de Ezeiza, por lo que aclaró que no está al tanto de la versión que el empresario patagónico estaría dispuesto a hablar.

"No me ha comentado nada, ni le pregunto nada. Porque como ves, estos medios escuchan todo, están atentos a todo y distorsionan todo, entonces yo no abro la boca. Lo que dicen que yo voy a hablar, o como pusieron el otro día que decían que yo me había ido de la casa y toda la bola, es todo una patraña, una mentira porque no saben qué decir", se quejó.

Por otro lado, puntualizó que hasta el momento no recibió un allanamiento en su casa. "No vinieron a casa. Me levanté re temprano, porque creo que sí iban a venir, supongo, porque viste que eso es sorpresivo. Vienen y listo. Pero hasta ahora, a mi casa por lo menos no vinieron", aseguró.

En otro orden, señaló que la última vez que lo vio a Martín, quien no sale de su departamento de Belgrano, lo notó "más delgado" producto de la dieta que lleva adelante por ser diabético.

"A Martín cuando bajó del avión se lo vio más delgado porque está con dieta por diabetes. Él tiene diabetes, arritmia e hipertensión y entonces se tiene que cuidar del colesterol y esas cosas. Y por la diabetes no puede comer harinas, entonces desde el año pasado se cuida muchísimo", completó la mujer.
Fuente: Noticias Argentinas

Dejanos tu comentario

Más Leídas