País País
domingo 05 de junio de 2016

"No se puede limpiar el Riachuelo sin limpiar ACUMAR", aseguró el ministro Bergman

A esa entidad la calificó como "una máquina burocrática" que funcionaba "para sí misma". Dijo que hay alrededor de "800 empleados" en su nómina de personal.

El ministro de Ambiente y Desarrollo Sustentable, Sergio Bergman, cuestionó la labor de la Autoridad de la Cuenca Matanza Riachuelo (ACUMAR) durante la gestión del gobierno anterior y sostuvo que la prioridad "no es el agua, sino la gente" que vive en esa región, unas siete millones de personas en total.

Bergman resaltó que "no se puede limpiar el Riachuelo sin limpiar ACUMAR", una entidad a la que calificó como "una máquina burocrática" que funcionaba "para sí misma" y a la que catalogó, además, como una "caja de la política" con alrededor de "800 empleados" en su nómina de personal.

En declaraciones a la prensa durante una reunión celebrada en ocasión del Día Mundial del Ambiente, el funcionario enfatizó que los trabajos de saneamiento de la cuenca Matanza-Riachuelo están "demorados por problemas internos de la gestión" y destacó la necesidad de que sean ingenieros los que lideren el proyecto de ACUMAR, "no abogados".

El rabino Bergman dijo que "no se puede limpiar el Riachuelo si no se lo deja de contaminar" y resaltó que la prioridad del actual gobierno que encabeza Mauricio Macri "no es el agua, sino la gente" que vive en la cuenta, unas siete millones de personas de distintos distritos bonaerenses.

"La prioridad es Villa Inflamable", aseguró el funcionario, en referencia al asentamiento de Dock Sud, en Avellaneda, donde los vecinos del barrio viven en condiciones de riesgo extremo debido a la contaminación del lugar.

Bergman enfatizó que allí se comprobó la existencia de plomo en la sangre de la gente y sostuvo que la solución de parte del Estado tiene que ser inmediata.

"En esas condiciones la gente no puede vivir más", manifestó y agregó que "alguien tendrá que hacerse responsable" si las tierras de la zona "no son remediables".

En este sentido, resaltó la postura del Gobierno frente a quienes afectan severamente el medio ambiente: "El que contamina, paga", aseguró el ministro.

Un problema que no se resuelve "en cuatro años".
Con respecto al Riachuelo, dijo que las tareas de saneamiento avanzarán cuando ese río deje de ser contaminado y agregó que de parte del Gobierno actual no se escucharán "grandes anuncios sobre el agua", ya que -insistió- "la prioridad es la gente" que vive en condiciones de vulnerabilidad extrema en la cuenca.

"No habrá grandes anuncios sobre el agua ni en cuánto tiempo la gente se podrá bañar en el Riachuelo", sostuvo, y añadió: "No vamos a prometer cuándo vamos a ver el trabajo terminado, porque no lo vamos a resolver en cuatro años".

"En cuatro años se pueden hacer muchas cosas, pero es un trabajo que puede llegar a demandar 20 años", manifestó Bergman, tras cargar contra la gestión de ACUMAR durante el gobierno kirchnerista.

Por otra parte, dijo que el Ministerio que conduce creará, mediante una resolución, una Agencia Federal de Gestión de Residuos y resaltó la importancia de promover en todo el país la política de "basurales cero" que pregona la administración macrista en general y su cartera en particular.

Dijo que las obras públicas vinculadas al saneamiento en todo el territorio nacional deberían incluir "agua potable, cloacas y gestión de residuos" para colaborar, entre otros beneficios, con la preservación del medio ambiente.

Bergman también indicó que el Gobierno está estudiando la viabilidad del complejo hidroeléctrico Jorge Cepernic-Néstor Kirchner en la provincia de Santa Cruz, después de que una coalición de ONG ecologistas advirtieran sobre el impacto social y ambiental del proyecto, impulsado por el kirchnerismo y financiado por el gobierno chino.

Una "propuesta superadora" podría ser la solución frente a los reclamos de vecinos y ambientalistas en torno de los supuestos perjuicios de construir dos represas sobre el río Santa Cruz, a unos pocos kilómetros de la villa turística de El Calafate y del emblemático glaciar Perito Moreno.

En esos términos se expresó el ministro, que dijo que el Gobierno por el momento "no va a confirmar ni a dar de baja el proyecto de las represas".

En el marco del Día Mundial del Medio Ambiente, que se celebra este domingo, la cartera que lidera Bergman organizó una serie de actividades que se desarrollan desde Iguazú hasta El Calafate en pos de generar conciencia sobre la importancia del cuidado del planeta que seres humanos comparten con los reinos animal y vegetal.

Fuente: Noticias Argentinas

Dejanos tu comentario

Más Leídas