País - Macri Macri
miércoles 19 de julio de 2017

Ningún candidato presidencial de 2015 pudo justificar sus gastos de campaña

Detectaron falsos donantes, asesores fantasma y aportes indirectos de empresas. El fiscal pidió la suspensión de asignación de fondos

Falsos donantes, asesores fantasma, aporte indirecto de empresas y actos multitudinarios sin declarar, son algunos de los puntos que llamaron la atención de los auditores de la Cámara Electoral sobre las campañas presidenciales de 2015.

El fiscal Jorge Di Lello pidió que la Justicia no apruebe los balances de Sergio Massa, Margarita Stolbizer y Nicolás del Caño. Ya había solicitado lo mismo por las campañas de Mauricio Macri, Daniel Scioli y Adolfo Rodríguez Saá.

debate presidencial 2.jpg

El funcionario avaló su decisión, presentada ante la jueza electoral María Romilda Servini, en las auditorías realizadas por la Cámara Nacional Electoral, que enumeraron decenas de inconsistencias en el financiamiento de la última campaña presidencial. A la espera de una nueva respuesta de los partidos -que ya intentaron justificar sus desajustes en varias ocasiones-, Di Lello pidió suspender la asignación de los fondos públicos que les corresponden para los comicios entrantes, afirmó el diario La Nación.

"Esta fiscalía entiende que las observaciones que se formularon a cada uno de ellos no han sido subsanadas en su debida forma", escribió el fiscal. "Las alianzas no han podido demostrar de forma precisa el origen y el destino de los fondos recibidos", agregó.

Cambiemos, Frente para la Victoria, UNA y Compromiso Federal son los partidos con observaciones más complejas, informaron fuentes judiciales.


debate presidencial 3.jpg

Falsos donantes, asesores fantasma, aporte indirecto de empresas y actos multitudinarios sin declarar son algunas de las observaciones realizadas por los auditores de la Cámara Electoral, que analizó los informes de financiamiento de todas las fuerzas políticas. Los partidos respondieron las inquietudes de los analistas, pero en la mayoría de los casos no pudieron justificar sus faltas.

En cambio, Progresistas y el Frente de Izquierda y los Trabajadores (FIT) tuvieron sólo algunas observaciones administrativas de menor calibre en las auditorías, aclararon fuentes judiciales.

La suspensión de fondos públicos, la sanción propuesta por el fiscal, difícilmente pueda condicionar a los partidos en esta elección legislativa. La medida sólo puede concretarse en el caso de que un posible fallo de Servini quede firme, lo que permitiría a las fuerzas contar con esos fondos para estos comicios con una simple apelación.

Fuente:

Más Leídas