País - Buenos Aires Buenos Aires
lunes 25 de septiembre de 2017

María Julia Alsogaray, la reina de las privatizaciones y la promesa más insólita

Fue la gran impulsora de la ola de privatizaciones del gobierno de Carlos Menem. Prometió limpiar el Riachuelo en mil días. No lo hizo, claro está.

María Julia Alsogaray, fallecida el domingo a los 74 años, fue una gran impulsora de la ola de privatizaciones del gobierno de Carlos Menem, en el que fue interventora de la antigua ENTEL y secretaria de Medio Ambiente, hasta que se enfrentó a múltiples causas penales por corrupción.

Había nacido el 8 de octubre de 1942, hija de Edith Gay y Álvaro Alsogaray, fundador de la agrupación política (hoy extinta) Unión del Centro Democrático (Ucedé), ex ministro de Economía y máximo defensor del liberalismo ortodoxo en el país durante buena parte del siglo XX.

maria-julia-4.jpg
María Julia y Carlos Saúl de fondo. 
María Julia y Carlos Saúl de fondo.

Ingeniera industrial recibida en la Universidad de Buenos Aires (UBA), comenzó a militar en política en 1973 y en 1977 fue nombrada agregada comercial en la embajada argentina en Uruguay.

En 1985 asumió como diputada por la Ucedé pero los cargos más altos los alcanzó durante la presidencia de Menem (1989-1999), cuando su partido se alió a ese gobierno peronista con Álvaro Alsogaray como asesor presidencial.

En ese contexto, María Julia, como se la llamaba en los círculos políticos, inició su paso por la función pública como interventora de ENTEL, con la tarea de prepararla para la privatización que le seguiría.

Ocupó la misma función en la etapa final de la privatización de Somisa, empresa siderúrgica estatal.

Riachuelo4.jpg

Desde ese lugar pasaría a ocupar la secretaría de Medio Ambiente, donde se hizo conocida por la promesa (finalmente incumplida) de que en 1.000 días limpiaría el Riachuelo, el río más sucio del mundo ubicado en Buenos Aires, gestión que fue el origen de parte de las causas judiciales que la llevarían a estar en prisión y a seguir recorriendo los Tribunales hasta su deceso.

maria-julia-2.jpg
Con el tapado. La foto emblemática.
Con el tapado. La foto emblemática.

Su gestión en Medio Ambiente estuvo signada por catástrofes ambientales, como fueron los incendios en la Patagonia en los veranos de 1995-96 y 1998-99. Se quemaron casi 200 mil hectáreas de bosques, en lo que se convirtió en una verdadera tragedia ecológica.

También protagonizó una de las tapas más polémicas de una revista para una política. Posó sólo vestida con un tapado de piel para la Revista Noticias.

En varios casos los siniestros la encontraron lejos del lugar de los hechos y su desempeño le valió la fuerte crítica de la opinión pública.

Pero sus verdaderos problemas empezarían luego del gobierno de Menem, cuando debió empezar a responder a las denuncias judiciales acumuladas durante su desempeño como funcionaria.

En los últimos años, María Julia Alsogaray había enfrentado siete juicios –estaba en medio del octavo– con un saldo de cuatro condenas (algunas todavía no estaban firmes) y tres absoluciones.

Las absoluciones las recibió en los juicios en los que estuvo acusada por el pago y cobro de sobresueldos durante el gobierno de Menem; por la venta de un predio de la ex ENTEL y por irregularidades en el Plan Nacional del Manejo del Fuego.
Fuente:

Más Leídas