País - Santiago Maldonado Santiago Maldonado
miércoles 20 de septiembre de 2017

Mapuches tomó durante cuatro horas el juzgado de Otranto en Esquel

Pertenecen a la agrupación Vuelta del Río Cushamen. Reclamaban la renuncia del juez. Hubo orden de desalojo y los manifestantes se retiraron de manera pacífica.

Una comunidad de Mapuches tomó este lunes por la mañana de manera pacífica el juzgado federal de Esquel bajo el reclamo de la renuncia inmediata del juez Guido Otranto en la causa por la búsqueda de Santiago Maldonado.

Un grupo del colectivo mapuche de Vuelta del Río Cushamen se instaló durante cuatro horas en el juzgado y solicitó la salida del juez, al que acusan de haber cometido numerosas irregularidades en la investigación sobre el paradero del artesano, de quien no se sabe nada desde el 1° de agosto.

Asimismo, se espera que el propio Otranto sume mañana dos nuevos pedidos de recusación. Uno será de la familia de Maldonado y el otro del Centro de Estudios Legales y Sociales (CELS).

El grupo de mapuches que acudió al Juzgado federal de Esquel está compuesto por los individuos que fueron allanados por gendarmería durante un procedimiento realizado en la mañana de ayer en su comunidad.

"Es una ocupación pacífica en el juzgado donde trabaja Otranto. Vinimos a ocupar por el mal desempeño que está haciendo el juez. Y no nos vamos a ir hasta que renuncie el juez", indicó Marcelo Calfupan, uno de los manifestantes mapuches, en declaraciones al canal C5N.

"Gente de comunidad Vuelta del Río vio cómo a las seis de la mañana llegó un helicóptero. Sus integrantes maniataron a cuatro integrantes de nuestra comunidad. A uno le rompieron la cabeza, le forzaron el brazo y lo tuvieron tirado durante tres horas afuera de su casa. Estuvieron horas sin tener un abrigo", detalló Calfupan.

"Entraron a los gritos preguntando '¡¿Dónde está Santiago Maldonado?!'. Después trajeron un perro y empezaron a preguntar '¿Dónde está su mochila, dónde está su mochila?'", añadió.

La comunidad de Vuelta del Río Cushamen está conformada por más de 34 familias y todas ellas viven del ganado.

Después de un par de horas de la medida, el propio juez Otranto firmó una orden de desalojo. Por lo tanto, el clima se hizo más espeso.

Sin embargo, no fue necesario que se apele al uso de la fuerza para el desalojo del edificio. Los propios integrantes de la comunidad tuvieron la oportunidad de hablar cara a cara con el juez y decidieron retirarse del establecimiento de manera pacífica.

"Nos vamos con un dolor enorme. Nuestros compañeros se van golpeados en los hombros, en la espalda y en la cabeza. Pero al menos todo ese dolor que la gente tuvo se lo pudimos recriminar en la cara", expresó otro integrante de Vuelta del Río Cushamen, al salir del juzgado federal.

La protesta se dio en el marco de una ola de fuertes críticas contra Otranto aparecidas en los últimos días. De hecho, un amigo de Santiago Maldonado tenía pensado presentar una denuncia penal contra el juez.

Es Ariel Garsi, quien aseguró haber llamado dos veces a Maldonado a un teléfono celular chileno después de la desaparición del joven.

La denuncia acusaba a Otranto por "incumplimiento de deberes de funcionario público, encubrimiento agravado y omisión de promover la persecución y represión de los delincuentes".

Por su parte, Verónica Heredia, la abogada de la familia Maldonado aseguró que una integrante de la comunidad mapuche aportará un nuevo testimonio clave en la causa por la desaparición forzada del artesano.

"Una integrante de la comunidad declaró y refuerza los dichos de que el 1° de agosto a las 13:30 ya se había denunciado que Santiago había sido llevado por gendarmería. Esperamos que de una vez por todas se decidan a empezar a investigar la desaparición forzada de Santiago", aseguró Ojeda ante la prensa.

En tanto, Sergio Maldonado, hermano del artesano, se mostró ilusionado con el nuevo testimonio y confirmó que en las próximas horas viajará a Comodoro Rivadavia para exigir la recusación del juez Otranto.

Fuente: Infobae
Fuente:

Más Leídas