País País
viernes 18 de agosto de 2017

Mala confección y ausencia de telegramas, las fallas en el escrutinio bonaerense

En el conteo provisorio que llegó hasta el 95,68% se escrutaron 34.052 mesas, es decir mayor cantidad que en las generales de 2015 .

El presidente Mauricio Macri recibió este viernes un informe del Ministerio del Interior sobre el procesamiento de los datos del escrutinio provisorio de las PASO del domingo en la provincia de Buenos Aires, el cual detalló los motivos por los cuales la carga de telegramas llegó hasta el 95,68% y estableció que ese porcentaje es similar al alcanzado en las elecciones anteriores.

El documento fue entregado al mandatario durante una reunión de seguimiento de gestión que encabezó durante la jornada, junto al ministro del Interior, Rogelio Frigerio, el director nacional Electoral, Fernando Álvarez Álvarez, y el secretario de Asuntos Políticos e Institucionales, Adrián Pérez.

El informe indica que la carga de telegramas válidos llegó hasta el 95,68% debido a que el 4,32% restante para alcanzar el total presentaba tres clases de problemas por lo cuales fueron considerados no válidos.

De acuerdo al relevamiento, al que accedió NA, los tres inconvenientes detectados y que impidieron la totalidad de la carga de datos fueron los siguientes: telegramas que tenían mayor cantidad de votos que de votantes (1,54%); telegramas que no contenían datos (0,13%) y actas sin telegramas adjuntados, los cuales habrían sido introducidos en las urnas por error de los presidentes de mesa (2,65%).

El informe, a su vez, incluyó un cuadro comparativo con los comicios anteriores en la provincia y concluyó en que la carga de telegramas del 95,68% fue similar a los porcentajes de aquellas oportunidades, al señalar que en las generales de 2015 se llegó hasta el 96,13%, en las PASO de 2015 hasta el 97,33% y
en las PASO de 2013 hasta el 95,41%.

Ese mismo cuadro indica también que en el conteo provisorio que llegó hasta el 95,68% se escrutaron 34.052 mesas, es decir mayor cantidad que en las generales de 2015 cuando se escrutaron 31.852, que en las PASO de ese año (32.250) y que en las PASO de 2013 (32.917).

Con este informe, el Gobierno busca ratificar su postura de que el escrutinio provisorio fue "transparente" y desestimar las denuncias del kirchnerismo por "manipulación" en la forma en que se cargaron los datos y en el momento en que se detuvo en el 95,68%, cuando los candidatos Cristina Kirchner y Esteban Bullrich se encontraban cabeza a cabeza.
Fuente:

Más Leídas