País - Italia Italia
viernes 14 de octubre de 2016

Macri llegó a Roma: día libre a la espera del encuentro con el Papa

Llegó a primera hora de la capital italiana. Se recluyó con su familia en el Hotel De Russie. Expectativa por la cumbre con Francisco

"Buon Giorno, buon giorno". Con su hija Antonia en brazos y el rostro cansado por el vuelo, Mauricio Macri entró pasadas las 7 de la mañana hora local al coqueto Hotel De Russie, donde se alojará durante su estadía en Roma, y enfiló hacia su habitación del quinto piso.

En una mañana nublada de otoño -minutos antes de su llegada cayeron unas gotas-, el Presidente aterrizó en la capital italiana a las 6.31 (1.31 hora argentina) en el vuelo regular de Alitalia. Lo hizo acompañado por su mujer, Juliana Awada, y su hija, Valentina; el secretario Legal y Técnico, Pablo Clusellas; el secretario de Asuntos Estratégicos, Fulvio Pompeo; el secretario de Culto, Santiago de Estrada, y su segundo, Alfredo Abriani. Macri aterrizó además con su secretario privado, Mariano Lomolino, y Alberto Marani, uno de los médicos de la Unidad Médica Presidencial.

En el aeropuerto lo esperaban Tomás Ferrari, embajador argentino en Italia, su par ante la Santa Sede, Rogelio Pfirter, y Hernán Bielus, coordinador general de Asuntos Presidenciales. El jefe de Estado ocupó el quinto piso del hotel; el resto de la delegación se hospedó en el cuarto. Tras su arribo, el mandatario desayunó y se fue a dormir: en su entorno dijeron que no pudo descansar lo suficiente durante el vuelo. El vocero presidencial, Iván Pavlovsky, también recibió a Macri en el lobby del hotel. Antes de su llegada, un grupo de policías inspeccionó las instalaciones.

Macri y su familia tendrán el viernes libre: hasta ahora no hay actividad en agenda. Desde temprano, en el lobby del De Russie, a metros de la Piazza del Popolo, esperaba al mandatario Giorgio De Lorenzi, presidente de la Societá Italia Argentina y uno de sus mejores amigos desde la infancia. Según contó a un par de integrantes de la delegación argentina, De Lorenzi le preparó a la familia presidencial cinco kilos de mozzarela para llevarse de regreso a Buenos Aires. El hombre se ufana de ser "el proveedor oficial de mozzarela y de medias" del jefe de Estado.

Fuente: Infobae

Fuente:

Dejanos tu comentario

Más Leídas