País País
domingo 10 de abril de 2016

Luego de cuatro meses, Cristina regresa a Buenos Aires para declarar ante la Justicia

La ex presidente volverá a Capital Federal, pero para esta vez prestar declaración este miércoles ante el juez Bonadío.

Si bien la ex presidente fue citada a indagatoria para el miércoles por el juez federal Claudio Bonadio, la permanencia del juez al frente de la causa será analizada mañana por la sala II de la Cámara Federal porteña ante un pedido de recusación formulado por los abogados del ex directivo del Banco Central Pedro Biscay y eso podría postergar el trámite.

Además de la manifestación que preparan para el miércoles a la mañana en los tribunales de Retiro, diputados y dirigentes del Frente para la Victoria y Nuevo Encuentro convocaron a sus seguidores de las redes sociales a ir a recibir a Cristina Kirchner a las 21 de mañana cuando arribe al aeroparque Jorge Newbery.

La ex presidente permanecía este fin de semana en su casa de El Calafate, en el extremo oeste de Santa Cruz, sin hacer declaraciones públicas respecto a su situación judicial.

A modo de defensa de la ex presidente, el ex jefe de Gabinete y actual intendente de Resistencia, Jorge Capitanich, dijo a radio Del Plata que la decisión del fiscal Guillermo Marijuán de ampliar hacia Cristina Kirchner la investigación por aparente lavado de dinero era un intento de "disimular un elefante en la calle Florida".

Así, intentó emparentar las complicaciones judiciales que enfrenta Cristina Kirchner por delitos que implican corrupción con la revelación de los Panamá Papers, que señalaron al presidente Mauricio Macri como director de una sociedad offshore en 1998 y que le reportaron una imputación tras la denuncia de un diputado kirchnerista por presunta "omisión maliciosa".

A su vez, el diputado nacional y jefe de La Cámpora, Andrés Larroque, sostuvo que las investigaciones contra la ex mandataria implicaban "un ataque al modelo de país" y calificó de "irracional" el llamado a indagatoria del miércoles.

La ex presidente fue citada a declaración indagatoria por Bonadio, quien también convocó al ex ministro de Economía Axel Kicillof y al ex presidente del Banco Central Alejandro Vanoli.

Bonadio determinó que el Central tuvo "un quebranto por las posiciones vendidas de futuros de dólar" entre diciembre y enero último de siete mil millones y medio de pesos y que "deberá afrontar un pago por las posiciones abiertas de febrero a junio" de "casi 40 mil millones de pesos".

En ese marco, varios ex funcionarios expresaron su respaldo y convocaron a los militantes a sumarse a la movilización que el miércoles se hará en los tribunales de avenida Comodoro Py 2002, en el barrio porteño de Retiro.

Dólares, la causa
El juez Bonadio investiga las operaciones del Banco Central con contratos de dólar a futuro realizadas en los últimos meses de gobierno de Kirchner en medio de la campaña electoral presidencial. De comprobarse un delito, les puede caber una pena de hasta seis años.

Uno de los impulsores de la denuncia es el ministro de Hacienda, Alfonso Prat-Gay, que acusó a Kirchner, Kicillof y al expresidente del Banco Central, Alejandro Vanoli de "regalar" reservas.

"Hay un estúpido que lo regala (al dólar) y otro que lo compra a lo que vale. El estúpido es el Banco Central", había dicho Prat-Gay en el auge de las operaciones que en noviembre pactaban el dólar de enero a 10,28 pesos.

Pero en enero el billete cotizó un 50% más por la devaluación del 30% que se produjo tras la asunción de Macri, el 10 de diciembre, quien liberó el dólar.

El Banco Central debió desembolsar más pesos en comparación con la cifra pactada, con pérdidas por unos 30.000 millones de pesos. Muchos contratos fueron renegociados.

Vanoli declaró en un escrito el jueves que, con estas operaciones, intentó "enviar señales claras y contundentes de que no planeaba convalidar las expectativas de devaluación a los efectos de promover la estabilidad cambiaria".

La justicia no ha divulgado el nombre de empresas e inversores argentinos que compraron esos contratos aprovechando los tironeos entre el mercado que presionaba por una devaluación y el gobierno de Kirchner.

Fuente: Infobae.com

Dejanos tu comentario

Más Leídas