País País
martes 24 de mayo de 2016

Los gobernadores advirtieron que sigue siendo alto el aumento del gas y acusaron a la Rosada de actuar en forma "poco seria"

Al detallar cómo fue la reunión que los gobernadores de Chubut y Río Negro criticaron a Frigerio quien dijo que en esa región hay "derroche" de gas.

Los gobernadores de Chubut, Mario Das Neves, y Río Negro, Alberto Weretilnek, advirtieron que sigue siendo alto el tope del 400% para aumentos de tarifas de gas y consideraron que el gobierno nacional actuó en forma "poco seria" para fijar ese porcentaje.

Al detallar cómo fue la reunión que los gobernadores mantuvieron con los ministros del Interior, Rogelio Frigerio, y de Energía, Juan José Aranguren, Das Neves dijo que "en un momento ellos se retiraron durante diez minutos y, cuando volvieron, dijeron que bajaban el incremento en las tarifas de gas a 400% para residenciales".

"Obviamente les dije que no estaba de acuerdo, ya que bajar de un 1.800% a 400% era un reconocimiento de la improvisación que adoptaron al subir las tarifas", puntualizó.

A su criterio, la postura de los funcionarios nacionales "pareció como esas ofertas de fin de temporada. Nos pareció poco serio y logramos que la semana que viene volvamos a mantener un encuentro". En una conferencia de prensa que brindó en la Casa de Gobierno provincial, Das Neves explicó que "los números que ellos tenían no eran los mismos que los nuestros, porque hablaban de aumentos promedio e incluyeron a la tarifa social, que no tiene nada que ver".

"Con este ajuste, el comercio y la industria pequeña, lejos de generar trabajo, van a tener problemas", alertó. Das Neves explicó que "el consumo de gas total de la Patagonia representa el 6% de todo el país. El 5% es de los residentes, mientras que el sector comercial es el 1% restante".

"Pero nosotros subsidiamos el subte, la energía, el transporte, y por eso necesitamos una tarifa subsidiada. Vivimos en la Patagonia. Acá, los hoteles tienen que tener calefaccionadas todas las habitaciones y no solamente las que tienen ocupadas", enfatizó.

Por ese motivo, rechazó las declaraciones de Frigerio, quien dijo que en esa región hay "derroche" de gas. "Para ser funcionario nacional hay que conocer la Argentina, no se pueden tomar decisiones detrás de un escritorio. Queremos ser consultados cuando tomen alguna medida que nos afecte, sobre todo porque no conocen nuestra realidad", concluyó.

Por su parte, Weretilneck rechazó por "elevado" el tope del 400% para el aumento en la tarifa residencial del gas dispuesto por el Gobierno de Mauricio Macri y analiza ir a la Justicia. "Nosotros vamos a resolver este martes si vamos a hacer una medida judicial.

Pero esto ya está judicializado porque hay entre 30 y 40 instituciones independientes que han presentado recursos de amparo en la provincia", dijo. Weretilneck contó que los gobernadores propusieron reducir las tarifas hasta septiembre y que el nuevo cuadro de precios el gas comience a regir ahí, una vez que pasó el invierno, pero la respuesta del Gobierno fue: "No".

El tope del 400% es sólo para el consumo residencial de gas, pero para el comercio quedaron firmes los incrementos de entre 1.200 y 1.400 por ciento, para quienes el Gobierno ofreció el pago en cuotas de la tarifa.

El Estado provincial avanzará mientras tanto con el Plan Calor, que consiste en el reparto de leña, y también con la Garrafa Rionegrina de Gas Licuado de Petróleo, que ofrece hasta cuatro tubos gratis para las familias pobres que no cuenta con gas natural por red.

En declaraciones a Radio Vorterix, el mandatario dijo estar conforme con la actitud de la administración nacional de dar la posibilidad de hablar y escuchar a los gobernadores patagónicos en la reunión mantenida el lunes por el reclamo contra la suba de tarifas de hasta 1.400%.

"Pero obviamente que la respuesta del Gobierno no nos sirve. No se puede pagar un aumento del 400 por ciento en el gas. Y un comercio o la industria no puede afrontar un alza del 1.200 o 1.400 por ciento", dijo el gobernador.

Weretilneck señaló que "es una cuestión de sentido común" el reclamo porque pareciera que un aumento del 400% es normal, pero no ha habido en la historia económica un aumento así de un mes para el otro: "En una guerra puede haber pasado, pero no en una Democracia", alertó.

El mandatario dijo entender por qué el Gobierno quiere aumentar las tarifas, dado que hay que solventar los gastos de la importación de gas de Chile y Bolivia y darles más dinero a las operadoras para que inviertan, pero explicó que lo que se está discutiendo es la forma.

El gobernador rionegrino pidió al Gobierno tener en cuenta que en la Patagonia "el gas se usa para todo", por lo que es uno de los insumos más importantes tanto para la sociedad como para las industrias y el sector comercial.

En Tierra del Fuego, la temperatura no pasa de los 8 grados promedio durante todo el año y en Santa Cruz suelen alcanzarse los 20 grados bajo cero, mientras en Chubut, Neuquén y Río Negro también hay zonas de 15 grados bajo cero. "Una familia que tiene gas en la casa y no lo puede usar pasa condiciones (de vida) gravísimas", dijo el gobernador rionegrino, y aclaró que la preocupación también está por el impacto en toda la actividad económica.

Dijo que los hoteles que pagaban 8.000 pesos de gas por mes ahora tienen que pagar 60.000 pesos, lo que deberían trasladar a sus precios espantando la demanda de turistas, que terminarían en Salta, Mendoza, Misiones o Brasil.
Fuente: Noticias Argentinas

Más Leídas