País - Buenos Aires Buenos Aires
domingo 28 de agosto de 2016

Los dichos provocadores de un cura ya cuestionado

Es uno de los abanderados de la lucha contra la diversidad sexual y el uso del preservativo.

Pasó a ser noticia en los medios esta semana por la columna de opinión que publicó en el diario El Día, de La Plata, titulada "La fornicación", donde criticó el "petting" (contacto erótico sin llegar a la consumación del acto sexual) porque se practica de manera descontrolada en lugares públicos.

Un personaje resistido dentro de la Conferencia Episcopal Argentina

En 2010
Monseñor Héctor Rubén Aguer nació en Buenos Aires el 24 de mayo de 1943. Es el actual arzobispo metropolitano de la Arquidiócesis de La Plata. En 2010 se mencionó a Aguer como posible sucesor del cardenal Jorge Bergoglio en la presidencia de la Conferencia Episcopal Argentina (CEA) en 2011, pero Sergio Rubín desestimó la versión por ser considerado un personaje resistido dentro de ese ámbito. Actualmente, Aguer es miembro de la Academia Nacional de Ciencias Morales y Políticas.

Pidió borrón y cuenta nueva para la época de la dictadura militar
Repudio generalizado
El arzobispo cuenta entre sus polémicas declaraciones, las que dijo al referirse a la dictadura militar: "La política de memoria, verdad y justicia que impulsó el juzgamiento de los crímenes de lesa humanidad perpetrados por la dictadura cívico militar es la manera como se denomina pomposamente al rencor y a la venganza". Y pidió paz, olvido, borrón y cuenta nueva. Luego señaló que "es curioso el celo por acusar y juzgar delitos cometidos cuarenta años atrás", lo que provocó el repudio de dirigentes y políticos.

El religioso considera a la masturbación como algo "animaloide"
Un planteo "racional"
En diálogo radial con el periodista Ernesto Tenenbaum, el religioso opinó que "la masturbación es animaloide" o también que en la sociedad actual existe una "desnaturalización de la función sexual". El prelado explicó que "es una crítica a las costumbres y que no plantea cuestiones teológicas, religiosas, sino racionales".

Aguer consideró además que no se siente un bicho raro en la Iglesia por sostener esa postura sobre estos temas, como dando a entender que no solamente él piensa de esa manera.

La cultura fornicaria y el vicio de las relaciones sexuales libres
Sus argumentos
El arzobispo quedó muy cuestionado públicamente cuando criticó en un artículo periodístico la "cultura fornicaria" y el "vicio" de las relaciones sexuales libres.

"El petting no es asunto mío, mi artículo lo dice refiriéndose al exhibicionismo descontrolado en lugares públicos. Si alguien quiere toquetearse que lo haga en su casa, tranquilamente, pero yo lo he visto en la puerta de mi catedral", dijo intentando explicar su opinión sobre el tema.
Fuente:

Dejanos tu comentario

Más Leídas