País - inflación inflación
lunes 11 de abril de 2016

Los costos por no pagar el total del resumen ya superan el 100%

Las tasas altas están inflando los costos de financiación de los plásticos. Mientras que en 2015 la tasa se ubicaba en 40%, hoy es del 60%, siempre que se pague el total

Hoy más que nunca resulta una buena idea chequear el costo final de financiar los saldos en tarjetas de crédito antes de tomar decisiones de pagos totales o parciales. Es que tras el incremento reciente de las tasas de interés, se disparó a niveles superiores al 100%.

Así lo advierten desde Deloitte. "Si el año pasado las tasas nominal anuales se ubicaban en el 40%, ahora el piso es del 60%, un porcentaje que va en aumento en la medida que persista la expectativa de inflación. No hay que olvidar que se espera un índice de precios en 6% para abril", detalló Daniel Vardé, socio de Deloitte Líder de FAS (Financial Advisory Services).

Así es como un informe de Deloitte remarca que los costos pueden ser de 7% a 8% mensual. La consultora explica que si bien la mayor parte de las entidades bancarias cobran una tasa del 55% anual, ese número termina derivando en una tasa de entre 70% y 80%, siendo uno de los casos extremos el del Banco Popular del Neuquén, que llega 104%.

"El medio más popular de respaldo crediticio de las familias argentinas se tornó así, en los últimos meses, en el más oneroso para las finanzas personales", destacó el estudio.

Sin ir más lejos, semanas atrás trascendió el incremento de las tasas que cobran las empresas de tarjetas de créditos por los planes de cuotas, una suba que llegó a ser de hasta 5 puntos y que llevó a la tasa de financiación en 12 cuotas al 58%.

Desde febrero que el Banco Central (BCRA) mantiene las tasas de las Lebacs cercanas al 40%, una política que según el propio presidente de la entidad, Federico Sturzenegger, mantendrá hasta tanto no se perciban "señales inequívocas de una merma en los niveles de inflación".

Sin embargo, el costo de una política contractiva es el enfriamiento de la economía. En esa línea, la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME) ya alertó sobre la caída de las ventas minoristas, un 5,8% durante marzo, producto de lo que llamaron un efecto de "precios nuevos y salarios viejos".

Bajo esta situación de tasas altas, nuevos precios y un sueldo que no alcanza, el consumidor que no suele pagar el saldo total de la tarjeta de crédito al vencimiento tiene dos alternativas: deja de consumir y cumple con el total de lo adeudado por temor a pagar mucho interés, o no completa el pago total porque no puede hacerlo.

Fuente:

Más Leídas