País País
miércoles 01 de junio de 2016

Los antagonismos del peronismo en el documental "El sable"

Nahuel Machesich recupera historias de la Resistencia y pone de manifiesto y en juego antagonismos dentro del peronismo.

El documental "El sable", del realizador Nahuel Machesich, que recupera historias de la Resistencia y pone de manifiesto y en juego antagonismos dentro del peronismo, se estrena este jueves en el cine Gaumont.

Realizada en 2013, el filme retoma un hecho político emblemático de la Resistencia peronista que fue el robo del sable corvo del general San Martín del Museo Histórico Nacional situado en Parque Lezama en agosto de 1963, y sigue luego el derrotero de los dos únicos sobrevivientes del grupo de la Juventud Peronista que realizó el operativo.

Con entrevistas a Osvaldo Agosto, que fue en momentos de su asesinato el jefe de prensa de José Ignacio Rucci, y a Manuel Gallardo, un militante de base, que son los sobrevivientes del operativo, el filme va mostrando las diferencias políticas e ideológicas de los dos personajes como reflejo también de las grietas existentes y que se fueron construyendo al interior del peronismo a lo largo de su historia.

"Los dos representan vertientes clásicas del peronismo: la más ortodoxa y la izquierda nacional, lo que me atraía es que los dos se dicen peronistas pero expresan posturas políticas bien distintas y me pareció que ellos hablaban también de una característica propia de este movimiento popular", contó Machesich a Télam.

El realizador, que anteriormente realizó "JP Rawson", destacó que una de sus decisiones fue "no tomar postura por uno u otro a pesar de mis propias afinidades políticas, porque entendía que si hacía esto le quitaba la posibilidad al espectador de plantearse el debate sobre la complejidad del peronismo que la película pone de manifiesto".

"Me parece que durante la Resistencia no había muchos pruritos ideológicos sino que la grieta al interior del movimiento se va desarrollando después; en este caso ves dos tipos que participaron juntos de un mismo operativo pero que luego se van distanciando política y personalmente, concibiendo la militancia de modos distintos", señaló el realizador.

Contada a través de estos dos protagonistas pero también desde imágenes de archivo y desde la recurrencia al comic para relatar el operativo y otros sucesos posteriores, el filme se propone como "una posibilidad de pensar el peronismo".

"La idea que siempre estuvo presente fue hacer una película incómoda, que metiera el dedo en la llaga del peronismo para contar esa complejidad que lo caracteriza y hacerlo desde un hecho en un punto pequeño y hoy casi desconocido y desde estos dos personajes", destacó Machesich.

"Lo interesante es también que la película tiene una lectura desde el presente, desde la política actual porque siempre se habla de peronismo-antiperonismo pero acá lo que se cuenta es la grieta desde dentro del peronismo, porque hay situaciones de tipos que se dicen peronistas pero festejan la derrota del gobierno de Cristina Kirchner, por ejemplo", detalla.

El realizador señala que en la búsqueda de imágenes de archivo buscaron "que fuera novedoso desde lo audiovisual y desde lo sonoro y que sirvieran para marcar los contextos" y que al mismo tiempo recurrieron al comic para darle "una cuota de suspenso y de trama policial a través de la historieta".

Para los dibujos recurrieron a Paul Maiztegui, el último discípulo de Solano López y que hizo las últimas versiones de "El Eternauta", donde "hay una cuestión estética del dibujo que te referencia con esa época de comienzos de los 60".
Fuente: Télam

Más Leídas