País País
miércoles 08 de febrero de 2017

Lopérfido deja su cargo en el Teatro Colón con polémicas declaraciones

Aseguró que su paso por el Teatro Colón "es una etapa cumplida" y que tiene una propuesta de trabajo en Berlín.

Tras más de dos años al frente de la dirección artística del Teatro Colón Darío Lopérfido dejó su cargo y será reemplazado por el mexicano Enrique Diemecke, director de la Orquesta Filarmónica de Buenos Aires.

"Las cosas en el Colón que me propuse sucedieron muy rápidas y las cumplí. Cumplí todo lo que prometí", indicó el exministro de Cultura porteño. Aseguró que su paso por el Teatro Colón "es una etapa cumplida" y que tiene una propuesta de trabajo en Berlín.

"Va a ser un cargo cultural. Es volver a estar vinculado con Mauricio Macri y con una representación cultural con jurisdicción en la Unión Europea", explicó sin dar mayores detalles sobre el tema.

En referencia a Diemecke, Lopérfido lo describió como "una persona sensata, razonable, que vivió toda la vida de la música" y al que considera dentro de sus afectos. Por otro lado, Lopérfido volvió a generar polémica con sus dichos al señalar que "los montoneros fueron aliados de (Emilio) Massera" y asegurar que no se arrepiente de negar la cifra 30.000 desaparecidos.

"No me puedo arrepentir de haber dicho los números oficiales y que luego fueron publicados y refrendados por el Ministerio de Justicia", señaló en declaraciones al programa Radio Con Vos.

Al respecto, mencionó: "Lo paradójico es que el último informe de actualización de la cifra de desaparecidos la había hecho Martin Fresneda, que era secretario de Derechos Humanos de la administración de Cristina (Kirchner). Daba exactamente la cifra que había dado yo".

Sobre la cifra de 30.000 desaparecidos dijo: "El simbolismo no me interesa, porque yo no soy una persona simbólica. Lo simbólico es subjetivo y la verdad es objetiva".

"Soy una persona concreta que cree en los libros. El simbolismo habilita a manipular la historia", indicó. En la misma línea, manifestó: "Lo que más irritó no fue tanto lo del número, sino que dije que los montoneros no defendieron la democracia, sino que la atacaron".

"Lo sostengo en base a datos. A (José Ignacio) Rucci lo mataron tres días después de la asunción de (Juan Domingo) Perón Sin contar lo de (Arturo) Mor Roig, (Pedro Eugenio) Aramburu. Los montoneros fueron aliados de Massera", detalló.

También aseguró: "Cuando Néstor Kirchner sacaba casas a la gente por la 1050 yo militaba en los organismos de Derechos Humanos e iba a visitar a presos políticos a la cárcel de Devoto". Mencionó que el año pasado recibió una demanda judicial por el episodio de la cifra de los desparecidos.

"Me denunciaron por daño moral. Me denunció un grupo de gente", dijo. Precisó que lo demandaron a él por decir lo de la cifra y al periodista Luis Majul por la difusión.

En la audiencia de conciliación me pidieron que me rectifique y pida disculpas y 300.000 pesos. El daño moral se saneaba con esa plata. Aseguró que "si pagaba pasaba a ser un defensor de los derechos humanos" y que se negó a abonar esa cifra.
Fuente:

Más Leídas