Le habilitarían a Cristina Fernández el uso de sus asignaciones vitalicias

Liberarían los fondos de la pensión correspondientes a su esposo y los que cobra como ex jefa de Estado.

El juez federal Claudio Bonadio consignó que, a la luz de una presentación realizada el viernes último por la defensa de Cristina Fernández de Kirchner en el marco de la causa por el dólar a futuro, podría liberar la disponibilidad de los fondos que percibe en concepto de asignaciones vitalicias.

Se trata de la pensión correspondiente a su esposo, el ex presidente Néstor Kirchner que, tras su muerte, en 2010, le fue transferida a la entonces mandataria, y de la asignación especial que, como ex jefa de Estado, comenzó a cobrar cuando finalizó su mandato, y que, juntas, le representan un ingreso mensual en mano de $210.780 y, en bruto, sin los descuentos, de $332.078.

En este sentido, en declaraciones formuladas a la radio La Red, el juez Bonadio consignó que lo que él dispuso en el marco de la causa que investiga las operatorias de dólar a futuro fue "inmovilizar los fondos de la cuenta corriente" de la ex mandataria, pero aclaró que él desconoce "la naturaleza de esos fondos".

"El abogado (de la ex mandataria, Carlos Beraldi) hizo el viernes una presentación diciendo que ahí están depositados los fondos de la asignación vitalicia y, en función de eso, se va a decidir qué va a pasar con esa parte de los fondos", detalló Bonadio, e indicó que ese tipo de asignación "está regulada por una ley especial que, en realidad, sostiene que esa parte de la pensión es inembargable", con lo cual dio a entender que habilitará la disponibilidad de esos fondos a la ex mandataria.

Además de percibir su propia asignación vitalicia por su función que cumplió como presidenta, Cristina Fernández recibe también una asignación similar como viuda del ex presidente Néstor Kirchner.

De hecho, la percepción simultánea de ambas asignaciones fue cuestionada por la diputada Margarita Stolbizer en una presentación realizada ante el Ministerio de Desarrollo Social, en la que consideró "incompatible" la percepción del doble beneficio.

Tras esa presentación, la Comisión Nacional de Pensiones Asistenciales, que funciona en la cartera encabezada por Carolina Stanley, confirmó el cobro de ambas percepciones y señaló que el trámite fue "fechado erróneamente el 17 de diciembre del 2015", cuando en realidad se hizo en noviembre, cuando Cristina Fernández de Kirchner aún se encontraba en funciones.

En referencia a la causa por las operaciones de dólar a futuro realizadas en el final de la gestión del Frente para la Victoria, Bonadio aclaró que la "inmovilización de los activos financieros y las propiedades" la dispuso luego de que la ex mandataria se negara a "dar bienes o dinero para cubrir el embargo", dictado junto con su procesamiento, por un monto de 15 millones de pesos.

Afirmó que, si la Cámara Federal porteña confirma el procesamiento de Cristina Fernández de Kirchner y los demás imputados –entre ellos el ex ministro de Economía, Axel Kicillof, y el ex titular del Banco Central, Alejandro Vanoli– "la causa prácticamente estaría en condiciones de ser elevada a juicio oral y público" porque –indicó– "no hay mayor actividad procesal por realizar".

No obstante, el magistrado detalló que, en el marco del expediente, se está analizando "la solvencia fiscal que tenían las personas o las sociedades que compraron dólar futuro", y señaló que existían dos tipos de compradores: los que lo utilizaban para operaciones de comercio exterior y los que lo utilizaban como "una timba financiera, como un juego de especulación".
Fuente:

Más Leídas