País País
viernes 06 de enero de 2017

Las empleadas domésticas podrán cobrar mediante cuentas de sueldo y tener una tarjeta

Si el empleador decide utilizar ese mecanismo, deberá realizar la transferencia desde una caja de ahorro, mientras el empleado se podrá acercar a cualquier sucursal para crear de manera gratuita la cuenta.

Trabajadores de casas particulares y empleadas domésticas podrán percibir sus salarios a través de cuentas sueldo y beneficiarse, por ejemplo, con las ventajas de comprar con tarjeta vía promociones en comercios, tras una disposición del Banco Central que decidió crear la figura de "monoempleadores".

Así, a la hora de realizar una transferencia bancaria, el usuario se encontrará con un nuevo ítem denominado "pago de haberes", por lo cual los bancos identificarán a la cuenta sueldo.

Los "monoempleadores", que ya tienen a su personal doméstico en blanco, de ese modo podrán bancarizar los salarios.

Si el empleador decide utilizar ese mecanismo, deberá realizar la transferencia desde una caja de ahorro, mientras el empleado se podrá acercar a cualquier sucursal para crear de manera gratuita la cuenta.

Las empleadas domésticas y trabajadores de casas particulares, a partir de esta disposición, contarán con ciertos beneficios como el uso de una tarjeta de débito, el retiro sin costo de dinero desde un cajero, mientras tendrán la posibilidad de acceder a descuentos otorgados por las entidades financieras.

A su vez, contarán con acceso universal a la red de cajeros automáticos y no deberá abonar comisiones por usar los que no pertenecen al banco que emitió la tarjeta.

Si bien el Banco Central habilitó esta posibilidad en agosto, el mecanismo regía en pocas entidades, por lo cual el organismo que conduce Federico Sturzenegger se reunió con los bancos para que la propuesta pudiera tomar impulso y la opción de "pago de haberes" estuviera incluida en el sistema virtual.

Hasta el momento, el servicio era ofrecido, en su mayoría, a las empresas, por lo cual ahora se incluirá al empleador particular.

El año pasado las trabajadoras domésticas habían pautado un aumento salarial del 33% en dos tramos. Tras ese acuerdo, las empleadas del sector por 8 horas de trabajo diario pasaron a cobrar unos $7.416 a partir de diciembre.
Fuente: Noticias Argentinas

Más Leídas