País - Elisa Carrió Elisa Carrió
jueves 07 de abril de 2016

La trayectoria de Oyarbide, jalonada por escándalos y pedidos de juicio político

Nacido en Entre Ríos y confeso católico, Oyarbide llegó a la Justicia a mediados de 1976: fue secretario y luego fiscal, hasta que hace 21 años fue designado al frente del Juzgado Federal 5 en Buenos Aires.

El juez federal Norberto Mario Oyarbide fue nombrado en el cargo en 1994 durante la Presidencia de Carlos Menem y tuvo en sus dos décadas de carrera 43 pedidos de juicio político, mientras que logró sortear uno en 2001, iniciado por una presunta protección a una red de prostíbulos.

Esta semana fue citado por su par Sebastián Casanello en la causa que investiga al presidente de Boca Juniors, Daniel Angelici, por supuestas operaciones en Tribunales para favorecer al macrismo, entre ellas pedirle que se jubilara.

La citación a Oyarbide se concretó por un pedido del fiscal Federico Delgado, tras las declaraciones de la diputada nacional de Cambiemos, Elisa Carrió, contra el dirigente futbolístico. Además tenía que concurrir a dar su descargo al Consejo de la Magistratura, que evaluaba su conducta como magistrado por suspender el allanamiento a una financiera por un supuesto pedido del gobierno kirchnerista, pero presentó un escrito en el que confirmaba que había iniciado los trámites jubilatorios.

Nacido en Entre Ríos y confeso católico, Oyarbide llegó a la Justicia a mediados de 1976: fue secretario y luego fiscal, hasta que hace 21 años fue designado al frente del Juzgado Federal 5 en Buenos Aires.

En 1999, estuvo en el ojo de la tormenta al revelarse, con fotos y videos, que era cliente vip del local nocturno gay Spartacus mientras que actualmente vive con su pareja, Claudio Alonso, exárbitro de básquet y analista de sistemas.

A lo largo de su carrera de juez fue acusado de enriquecerse ilícitamente, archivar causas, proxenetismo y de favorecer a figuras políticas, entre otros hechos. Se le pidió juicio político por varios motivos, por ejemplo cuando decretó que era legal el incremento del 158 % que había mostrado la declaración jurada de bienes de la presidenta Cristina Fernández y de su marido Néstor Kirchner.

También cuando se mostró con un anillo que dijo que había comprado en Simonetta Orsini (en Punta del Este) por un supuesto valor de 250.000 dólares, aunque más tarde se demostró que lo había alquilado por 7.500 dólares al mes.

Entonces fue investigado por la justicia penal económica por presunto contrabando al haber ingresado el anillo desde Uruguay sin declararlo, de lo que fue sobreseido, pero continúa la investigación en el fuero penal por presunto enriquecimiento ilícito.

Fue denunciado también por subirse al escenario con el cantante cordobés Mona Jiménez; por su papel en la causa por la mafia de los medicamentos y en el escándalo de Sergio y Pablo Schoklender por el manejo irregular de los fondos de Fundación de las Madres de Plaza de Mayo y el sobreseimiento de Amado Boudou en la denuncia por refacciones en el Senado.

Además se le solicitó juicio político por su actuación en una causa por presunto lavado de dinero en pases de jugadores de fútbol de la que fue apartado por la Cámara Federal por su tramitación irregular.

En 2009, sobreseyó en tiempo récord a Néstor y Cristina Kirchner en la causa que los investigaba por enriquecimiento ilícito.

Un año más tarde, el entonces jefe de Gobierno porteño, Mauricio Macri, lo denunció por un supuesto plan negociado con el kirchnerismo para avanzar en su contra en el caso que lo investigaba por escuchas telefónicas ilegales.

En 2013, el diputado Claudio Lozano hizo lo mismo por considerar que durmió dos causas contra el entonces vicepresidente Boudou por irregularidades cuando esta al frente del Anses. El magistrado investigó al exsecretario de Transporte, Ricardo Jaime, por presunto enriquecimiento ilícito y dádivas; además intervino en el caso Skanska, en el que se sigue la pista de los sobreprecios pagados por la empresa para ganar una licitación.

En mayo de 2010 le prohibió la salida del país al exministro de Economía José Alfredo Martínez de Hoz, en el marco de la investigación por la desaparición del empresario Federico Gutheim y de su hijo Miguel.

Fuente: Noticias Argentinas

Más Leídas