País País
martes 04 de octubre de 2016

La novela del valijero Antonini Wilson parece que "nao tem fin"

Fuentes judiciales informaron que la sala II del Tribunal consideró que el caso debía ser investigado como contrabando y no como lavado de activos.

La Cámara Federal de Casación Penal dispuso que el caso de la valija con casi 800 mil dólares que el venezolano Antonini Wilson intentó ingresar al país el 4 de agosto de 2007 sea investigado como contrabando y que se avance hacia el juicio oral y público.

Fuentes judiciales informaron que la sala II del Tribunal consideró que el caso debía ser investigado como contrabando, y no como lavado de activos, pues bajo esta última figura penal la causa estaba prescripta por el paso del tiempo.

"Resulta necesaria la realización del juicio oral y público, pues constituye el ámbito más propicio para que se debatan con mayor amplitud y profundidad los pormenores vinculados con la subsunción legal postulada", sostuvo el juez Pedro David, cuyo voto fue compartido por Ángela Ledesma y Alejandro Slokar.

El tribunal falló en contra de Diego Uberti, ex jefe del Órgano de Control de Concesiones Viales; de Diego Uzcátegui Matheus, ex viecepresidente de la petrolera PDVSA, y su hijo, Daniel Uzcátegui.
Uberti y Daniel Uzcátegui viajaron junto con Antonini Wilson en aquel vuelo contratado por Enarsa que llegó al aeroparque Jorge Newbery a las 2.30 de la madrugada del 4 de agosto de 2007, cuando la Policía de Seguridad Aeroportuaria detectó los casi 800 mil dólares que llevaba el venezolano en una valija.

La Cámara en lo Penal Económico había determinado que el caso debía investigarse bajo la figura de lavado de dinero, pero en función del paso del tiempo bajo esa calificación el hecho estaba prescripto.
Lavado de dinero, ya no
El tribunal hizo lugar al planteo del fiscal Ramiro Rodríguez Bosh y consideró que es contrabando, ya que Antonini Wilson primero dijo que en la valija había libros –ante la pregunta de la oficial de la PSA– y luego, cuando se descubrió el dinero, informó una suma significativamente inferior a la que se llegó a contar.

"Tal como se desprende de las normas reglamentarias citadas, el dinero en efectivo puede ser importado y exportado y, por lo tanto, es considerado "mercadería" en lo que aquí interesa y puede ser objeto del delito de contrabando", sostuvo la Cámara de Casación.
Fuente:

Dejanos tu comentario

Más Leídas