País - Buenos Aires Buenos Aires
martes 21 de junio de 2016

La naturaleza de luto con la muerte de García Uriburu

Murió el pionero argentino del land art, tendencia que utiliza los paisajes y los elementos de la naturaleza: tenía 78 años.

El artista plástico Nicolás García Uriburu de 78 años, pionero del land art, tendencia que utiliza los paisajes y los elementos de la naturaleza como escenario y medio para realizar obras de arte, falleció el domingo a la noche en la guardia del hospital Rivadavia de Buenos Aires, confirmaron a la agencia Télam desde ese centro de salud.

Nacido en Buenos Aires, en 1937, García Uriburu también era arquitecto. Ha exhibido sus obras en los principales museos y galerías del mundo.

Durante los años '60 y '70 fue uno de los principales exponentes del arte argentino en el mundo. A través de su obra quería concientizar sobre la contaminación ambiental y contribuyó en varias ocasiones en campañas de organizaciones proteccionistas como el caso de Greenpeace.

García Uriburu fue uno de los artistas que realizaron la coloración del Gran Canal de Venecia en 1968, durante la Bienal que se desarrolla en esa ciudad, y con su obra intentó dar una señal de alarma contra la contaminación de rí­os y mares.

Para el artista –estuvo en los últimos años envuelto en escándalos familiares por el legado de su obra, y que recientemente acusó a su hija de querer "hacerse cargo" de su obra sin esperar su muerte–, el arte también tuvo una significación política e hizo denuncias sobre los antagonismos entre la naturaleza y la civilización, y entre el hombre y la civilización.

El artista era presidente de la fundación que lleva su nombre, dedicada al estudio del arte de los pueblos originarios de América, además de curador vitalicio del museo que lleva su nombre en la ciudad de Maldonado, Uruguay, en donde se exhibe la colección de pintura y escultura Nacional, que el artista donó al estado uruguayo.

Algunos de los premios a lo largo de su carrera fueron: Gran Premio de Pintura Nacional (1998), Prix Lefranc (Parí­s, 1968); Primer Premio de la Bienal de Tokio (Tokio, 1975); el Premio a la Trayectoria del Fondo Nacional de las Artes (Buenos Aires, 2000) y el Premio Konex en Artes Visuales (2002).

Repercusiones
"Lo que queda de él son sus trazos llenos de fuertes colores, su visión de una tierra sin fronteras, sus intervenciones para concientizar sobre el cuidado de la Tierra. Nos queda su legado y un camino allanado para la continuidad de su obra", expresan críticos especializados sobre su legado.

"Fue el artista más importante del land art en Latinoamérica. Fue el primero que planteó la ecología como una forma de arte. Todo su imaginario se refiere a recuperar los lugares verdes ante el avance del ser humano. Todo su obra es un arte de acción", consideró Marcello Mortarotti, artista mendocino de cercana relación con García Uriburu.

Mortarotti contó que se conocieron a principios de los '90 y nos detalló cómo García Uriburu terminó visitando Mendoza en varias oportunidades por una causa en común, vinculada, claro, a la naturaleza (ver aparte).

De una gran sensibilidad, su obra más icónica fue cuando tiñó los canales de Venecia, el East River de Nueva York y el Sena París de color verde fosforescente.

Estas acciones artísticas de Uriburu son lo que el alemán Joseph Beuys definió como "plástica social". Beuys y Uriburu trabajaron juntos en varias oportunidades, los unía un proyecto humanista, libertario y utópico.

Con otras personalidades inmortales de los '60 y '70 también supo codearse Nicolás García Uriburu, entre ellos Salvador Dalí y Andy Warhol. Es que siendo muy joven ganó una beca para perfeccionar sus estudios en Francia durante unos meses y se quedó viviendo en ese país por de 15 años.

Y mientras se conoce la muerte de García Uriburu, otro exponente del arte conceptual relacionado al cuidado del planeta inaugura una instalación admirada por miles de visitantes. Se trata del búlgaro Christo, quien montó Floating Piers, un puente que permite "caminar" sobre las aguas del lago de Iseo, en Italia.

El litigio familiar
Nicolás García Uriburu denunció meses atrás a su única hija, Azul, y a sus tres hermanas de querer hacerse cargo de sus trabajos aún estando él con vida.

En una solicitada expresó: "Ella pretende hacerse cargo de mi obra y mis bienes sin esperar mi muerte. Nunca pensé estar en esta situación pues siempre he sido un padre presente y hasta he compartido hace unos meses un tiempo en su casa sin pensar que esa estadía iba a ser utilizada en mi contra".

Por su parte, Azul contestó sentirse apenada pero dejó en claro que no iba a hacer ninguna declaración porque su padre "no estaba bien de salud".
Fuente: Télam

Más Leídas