País - José López José López
martes 19 de julio de 2016

La iglesia abrió una investigación "completa" sobre el convento de General Rodríguez

La decisión se tomó luego de que la Conferencia Episcopal Argentina (CEA) reiterara la semana pasada que colaborará con la Justicia para el "esclarecimiento" de los supuestos "hechos de corrupción".

El arzobispado de Mercedes-Luján abrió una investigación canónica "completa" sobre lo ocurrido la noche del pasado 14 de junio en el convento de General Rodríguez, donde el exsecretario de Obras Públicas José López fue detenido con casi 9 millones de dólares.

"Ante los hechos de público conocimiento acaecidos en el monasterio de Monjas Orantes y Penitentes de General Rodríguez, monseñor Agustín Radrizzani ha dispuesto la realización de una investigación completa de acuerdo a las normas del Derecho de Iglesia", explicó el arzobispado.

En un comunicado difundido por la agencia AICA, Radrizzani dio a conocer el decreto arquidiocesano 11/2016 y señaló que "dicha investigación se realizará lo antes posible, de modo de tomar las medidas pertinentes que dispone el Derecho".

El arzobispado de Mercedes-Luján aseguró que su objetivo es que "se haga la investigación previa como manda el Derecho, aportando a la misma toda la información que surja de la investigación que está realizando la justicia estatal".

Para la tarea, Radrizzani nombró investigador al sacerdote palotino Tom O' Donnell y notario al presbítero Daniel Blanchoud, párroco de la basílica de Nuestra Señora de Luján, "quienes jurarán ante el monseñor desempeñar fielmente su oficio".

La decisión se tomó luego de que la Conferencia Episcopal Argentina (CEA) reiterara la semana pasada que colaborará con la Justicia para el "esclarecimiento" de los supuestos "hechos de corrupción que mencionan a algunos miembros de la Iglesia".

La Iglesia se había expresado de esta manera luego de que trascendiera un video de la noche del episodio, en el que se observa que las monjas le abrieron la puerta a López y le ayudaron a ingresar los bolsos con dólares.

De hecho, la hermana Inés fue llamada a declaración indagatoria por el juez federal Daniel Rafecas, acusada por supuesto encubrimiento, mientras que sobre la hermana Alba se ordenó una pericia para determinar si puede dar testimonio.

Por su parte, el presidente de la Confederación Episcopal Argentina (CEA), monseñor José María Arancedo, había salido la semana pasada a explicar que las religiosas que viven en el Monasterio Nuestra Señora del Rosario de Fátima "no son monjas" sino "laicas consagradas, a quienes el obispo Di Monte autorizó el uso del hábito religioso y cierta estructura".

Fuente: Noticias Argentinas

Más Leídas