La hermana del soldado Ledo insiste en que procesen a César Milani

El jueves pasado, la Cámara Federal de Tucumán resolvió que Milani sea llamado a prestar declaración indagatoria en el marco de la causa en la que se investiga la desaparición de Ledo, ocurrida en esa provincia durante 1976.

Graciela Ledo, la hermana de Alberto, el soldado conscripto desaparecido hace 40 años en Tucumán, consideró que el juez Daniel Bejas, "no puede dejar sin procesamiento" al ex jefe del Ejército César Milani, luego de que la Cámara Federal de esa provincia le ordenara citar al militar retirado a prestar declaración indagatoria en esta causa.

"Creemos que, después de este fallo de la Cámara, el juez (Daniel Bejas) tiene que hacer lo que corresponde y procesar a (César) Milani. Ya no hay espacio para hacer otra cosa", señaló Graciela Ledo.

El jueves pasado, la Cámara Federal de Tucumán resolvió que César Milani, jefe del Ejército durante la gestión de Cristina Fernández de Kirchner, sea llamado a prestar declaración indagatoria en el marco de la causa en la que se investiga la desaparición de Ledo, ocurrida en esa provincia durante 1976.

El Tribunal dispuso que Bejas, el magistrado a cargo de la investigación, resuelva la situación procesal de Milani, imputado por este hecho que se produjo en el marco del Operativo Independencia.

Asimismo, la Cámara dispuso que el fiscal federal Carlos Brito retome su rol de acusador en el expediente, al tiempo que convalidó la elevación a juicio oral en lo que respecta a la acusación sobre el ex capitán Esteban Sanguinetti.

"Estamos muy conformes con lo que se resolvió. Si Bejas, que dijo en varias oportunidades que era un paladín de los derechos humanos haga lo que debe. Hay personas que están detenidas en causas de derechos humanos por acusaciones más leves que esta que nuestra familia, como querellante, le hace a Milani", remarcó Graciela.

Alberto Ledo nació en La Rioja y estudiaba la licenciatura en Historia en la Universidad Nacional de Tucumán, y en 1975 fue llamado a cumplir el servicio militar obligatorio en el Batallón 141 de Ingenieros del Ejército, ubicado en esa provincia.

En mayo de 1976, Ledo fue trasladado a la localidad tucumana de Monteros, donde existía una base organizada en el marco del denominado Operativo Independencia.

El soldado viajó a Tucumán junto a otros soldados, bajo las órdenes de Milani y Sanguinetti, con quien salió de recorrida en junio de ese año por el monte tucumano.

El 4 de julio, ante la falta de noticias de su hijo, Marcela Brizuela viajó a Monteros, donde se le notificó que su hijo había desertado, en tanto que Milani habría confeccionado un sumario falsificado en el cual constaba el presunto abandono de servicio por parte del soldado.

Sin embargo, compañeros de Ledo le informaron a Brizuela que antes de salir de recorrida, los oficiales les ordenaron recoger las pertenencias de Ledo antes de que saliera de recorrida junto a Sanguinetti.

En su fallo, la Cámara Federal de Tucumán afirmó que ese documento que lleva la firma de Milani es válido como prueba, algo que la defensa del ex militar había recurrido.

"Ese es un elemento muy importante en la causa. Los jueces le dieron validez así que hay que avanzar. No puede haber lugar para más dilaciones", subrayó.

El 17 de junio se cumplirán 40 años de la desaparición de Ledo y organizaciones sociales y políticas de La Rioja organizarán un acto para honrar la memoria de esta víctima del terrorismo de Estado.

"Vamos a recordar a Alberto como lo que era, un hombre digno, libre y comprometido con las causas populares. Después de tantos años sentimos que estamos cerca de obtener Justicia. Ojalá mi madre, que tiene 85 años pueda vivir para ver una condena", puntualizó.
Fuente: Télam

Más Leídas