País País
martes 20 de septiembre de 2016

La Cámara de Casación ordenó suspender un juicio a represores en Santiago del Estero

Postergaron el juicio oral contra represores y los ex magistrados Arturo Liendo Roca y Santiago Olmedo. Fiscales y querellas consideraron que esta decisión es "muy grave" y no tiene antecedentes.

La Sala IV de la Cámara de Casación ordenó suspender el juicio oral contra represores y los ex magistrados Arturo Liendo Roca y Santiago Olmedo por crímenes de lesa humanidad debido a recusaciones de las defensas, lo que provocó críticas de querellantes y organismos de derechos humanos.

Fiscales y querellas consideraron que esta decisión es "muy grave" y no tiene antecedentes.

En las últimas horas el acusado Liendo Roca murió, a los 80 años, en momentos en que permanecía en libertad. Este lunes también murió otro de los 14 acusados: Cayetano Fiorini, de 92 años, segundo del Batallón de Ingenieros de Combate, quien estaba internado en el Hospital Militar.

El juicio empezó el 22 de agosto pasado pero desde que se constituyó el tribunal, los defensores presentaron 55 incidentes para detener el proceso. Recusaron a jueces, reclamaron contra empleados, integrantes de Casación y también de la fiscalía de ese tribunal de alzada.

El 8 de septiembre la Cámara de Casación aceptó abrir la primera instancia de queja por una serie de recusaciones a los jueces. Pese a la decisión, el lunes 12 y martes 13 –únicos días de audiencia semanales—, el juicio siguió adelante.

En línea con la fiscal Indiana Garzón, el TOF entendió que las audiencias podían continuar porque la resolución de Casación no dejó por escrito el "efecto suspensivo" del juicio. Pero luego la Sala IV aceptó una nueva serie de planteos de recusación y la dispuso suspender el juicio.

"Toda discusión sobre los jueces o sobre el juicio se puede dar, pero una vez que empezó un juicio no puede haber ningún tipo de medida que lo suspenda", advirtió al ser consultado sobre el hecho Jorge Auat, coordinador de la Procuraduría de Lesa Humanidad.

"Eso está contraindicado porque el sentido del proceso oral es concentrar, no dilatar y la celeridad. Una vez que ya empezó el debate tiene que continuar y terminar. Incluso el juicio puede ser anulado, pero una vez que está terminado, salvo casos excepcionales de vicios muy graves, pero no es el caso. Por eso el Código Penal no permite recurrir una reposición", advirtió el funcionario en declaraciones a un matutino porteño.

Pedro Orieta, abogado querellante por la Asociación Memoria, Verdad y Justicia de Santiago del Estero advirtió que el hecho es "gravísimo".

"Ellos están buscando la impunidad biológica y lograr que en definitiva no exista juicio. Que no se hable o no se ponga en cuestión el rol de cada uno en la historia reciente de la dictadura, ni de sus responsabilidades penales", agregó.
Fuente: Noticias Argentinas

Dejanos tu comentario

Más Leídas