País País
viernes 16 de junio de 2017

Irrumpieron un acto de Garavano para reclamarle por los sueldos atrasados

Se registraron situaciones de tensión entre los representantes del gremio y encargados de la seguridad del acto, pero una vez superado el incidente se continuó con la presentación.

Trabajadores del gremio ATE irrumpieron en un acto que encabezaba el ministro de Justicia, Germán Garavano, en el predio de la ex-ESMA, y se produjeron forcejeos e insultos, en el marco de una protesta en reclamo de aumentos salariales.

Garavano lideraba el acto de apertura del Eje de Derechos Humanos del programa "Justicia 2020", cuando los manifestantes que cuestionan el aumento del 20 por ciento que aceptó el gremio UPCN ingresaron al lugar.

El acto se realizaba en el Salón Frondizi de la ex-ESMA y el ingreso de los manifestantes obligó a suspender la presentación en momentos en que Garavano pronunciaba un discurso, acompañado por el secretario de Derechos Humanos, Claudio Avruj, y el abogado constitucionalista y exdiputado radical Ricardo Gil Lavedra.

Allí, se registraron situaciones de tensión entre los representantes del gremio y encargados de la seguridad del acto, pero una vez superado el incidente se continuó con la presentación. Tras el episodio, el Ministerio de Justicia expresó su repudio "a las acciones violentas de representantes de la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE) que interrumpieron el acto", mientras que Garavano confirmó que se presentaron dos denuncias penales: una por lesiones y otra daños.

En un comunicado, la cartera afirmó que hubo "insultos, forcejeos y empujones" entre los manifestantes y los presentes. "Garavano se acercó a los manifestantes y les propuso trabajar la vía del diálogo para el planteo de reclamos en lugar de recurrir a esta metodología", señaló el Ministerio.

El funcionario nacional, por su parte, comentó tras el incidente que "nada justifica la violencia" y responsabilizó por el hecho a la agrupación kirchnerista "La Cámpora".

"La Cámpora está buscando generar violencia. Primero ensuciaron y no limpiaron el lugar de trabajo de sus compañeros. La gente de ATE debería reflexionar de lo que hizo y pedir disculpa a las 300 personas que estuvieron. Creo que por la afiliación política partidaria no puede haber otra explicación", que está vinculado con la campaña electoral, señaló Garavano en declaraciones a Radio Nacional.

Embed

El gremio de ATE Capital, por su parte, denunció que "personal de seguridad ubicado por todo el edificio intentó impedir por la fuerza el ingreso de los trabajadores", incluso "golpeando a compañeras y compañeros que estaban en la entrada".

"Repudiamos la violencia ejercida hacia los compañeros de la Junta Interna del Ministerio de Justicia y Derechos Humanos de la Nación que se encontraban en las puertas del edificio del Archivo Nacional de la Memoria con la intención de solicitarle una reunión al ministro Garavano para que dé una respuesta al aumento para los trabajadores y trabajadoras que se encuentran por debajo de la línea de pobreza", indicó el sindicato que conduce Hugo "Cachorro" Godoy.

En un comunicado agregó que "a lo largo de varios meses, se mantuvieron siete reuniones con diferentes asesores del ministro de Justicia, quienes en todas las oportunidades reconocieron como justo el reclamo", pese a lo cual "hasta la fecha no sólo no hubo ningún avance en la recomposición salarial, sino que se buscó amedrentar a los trabajadores y romper con las medidas de fuerza".

"Hoy nuevamente, los trabajadores se encuentran con que la respuesta al pedido de diálogo es la violencia. Denunciamos que, a la violencia económica de sueldos por debajo de la línea de pobreza, se suma ahora la violencia física a trabajadores y trabajadoras en un Espacio para la Memoria", completó.
Fuente: Noticias Argentinas

Más Leídas