País País
domingo 24 de abril de 2016

Inundaciones: la situación en el Litoral es desesperante y pronostican más lluvias

Los ríos no bajan en Chaco, Santa Fe, Corrientes y Entre Ríos y ya hay al menos 40 mil afectados por el agua. Lo peor de todo es que se esperan más tormentas para esta semana.

La situación en el Litoral preocupa a nivel provincial y nacional. La cifra de afectados por las inundaciones que dejó la tormenta de la semana pasada y que provocó el desborde de los ríos, ascendió a 40 mil, sumado a los destrozos de infraestructura y el panorama negro del sector agropecuario que perdió cerca de $1.000 millones de dólares.

En Santa Fe, "el paisaje provocado por las inundaciones es desolador". Así lo describió hoy el titular de la comuna de Presidente Roca (departamento de Castellanos), en la zona oeste de esa provincia. "Los productores están sufriendo mucho y va a costar poder sobreponerse a esta situación". Allí, alrededor de mil personas viven de la agricultura, la lechería y la ganadería. "Es uno de los 19 de la provincia que más ha sufrido este exceso hídrico, sobre todo en la zona rural y suburbana de Estación Roca", señaló el funcionario.

Por su parte, el gobernador de esa provincia, Miguel Lifschitz, afirmó en Rafaela durante la visita presidencial que "el drama más importante de la provincia va a ser en la próximas semanas y meses" cuando baje el agua y permita ponderar con precisión las pérdidas productivas. "Sabemos de antemano que la situación va a ser dramática para muchos sectores de la producción", advirtió.

Algunos afectados se refugian en centros para evacuados donde son asistidos por rescatistas y personal capacitado. No obstante, lo han perdido todo. Para peor, el Servicio Meteorológico Nacional (SMN) lanzó un nuevo alerta por tormentas intensas para este de Chaco, centro y norte de Entre Ríos, sur de Misiones, centro y norte de Santa Fe.

"Parte de la zona de cobertura está siendo afectada por aéreas de lluvias y tormentas. Se prevé que las mismas se generalicen al resto del área, pudiendo ser algunas localmente fuertes, con ocasional abundante caída de agua en cortos periodos de tiempo, ráfagas y ocasional caída de granizo. Estas condiciones comenzarán a mejorar a partir de mañana", informaron.

"Contabilizamos 40.000 afectados", dijo el ministro del Interior Rogelio Frigerio en rueda de prensa junto a su par de Agroindustria, Ricardo Buryaile, y a los gobernadores de Santa Fe, Chaco, Corrientes y Entre Ríos. Buryaile precisó que el sector agrario perdió "entre 3,5 y 3,8 millones de toneladas" de su cosecha, principalmente de soja. En tanto, el presidente Mauricio Macri estuvo en las zonas afectadas y se comprometió a hacer obras hídricas para paliar los efectos del mal clima.

En Corrientes, el panorama es crítico: muchas familias fueron rescatadas de sus casas, pero muchas quedaron aisladas en áreas rurales. "Ahora lo que más nos preocupa es el aislamiento que afecta a las zonas rurales. El agua tapa los caminos en diferentes partes", indicó el jefe comunal de San Luis. Hizo hincapié en la situación de dos parajes de la cuarta sección rural, entre ellos, Empedrado Limpio. A esa zona, sólo se puede acceder en canoa. "Llevamos alimentos y otras provisiones, pero es necesario que no llueva más", aseveró el intendente de esa localidad, Ricardo Valenzuela.

"Acá en la localidad, las condiciones son más favorables. De todas maneras, pocos pudieron volver a sus casas, aún tenemos muchos que permanecen autoevacuados en casas de parientes y unas 60 personas en los centros de evacuados", dijo el funcionario.

En ese marco, comentó que "el Municipio se está haciendo cargo de la asistencia alimentaria, desayuno, almuerzo, merienda y cena, como así también de la atención médica de las personas. Y considerando que traen a sus mascotas, se están haciendo operativos con veterinarios". A su vez, muchas ONG ayudan a los damnificados en galpones, donde les dan comida, ropa y colchones que reciben a través de las donaciones que impulsan los voluntarios de la Cruz Roja.

Fuente: Infobae.com

Más Leídas