País País
miércoles 30 de marzo de 2016

Intenso debate en el Senado para aprobar el acuerdo con los holdouts

La cámara alta debate el proyecto de ley que incluye la derogación de las leyes cerrojo y de pago soberano y que autoriza la emisión de deuda por U$S 12.500 millones.

El debate comenzó minutos antes de las 11 de este miércoles y se espera que continúe por lo menos hasta la medianoche, ya que la lista de oradores superaba el medio centenar de legisladores.

En base a las proyecciones del bloque oficialista, el proyecto obtendrá los votos necesarios en general.

No obstante, un sector de la oposición propuso la introducción de cambios en algunos artículos que, de ser aprobados, provocarían que la iniciativa del Ejecutivo deba regresar a la Cámara de Diputados.

La propuesta de modificación fue hecha por la peronista puntana Liliana Negre de Alonso y secundada por la kirchnerista formoseña María De la Rosa.

Los cambios fueron impulsados la semana pasada a través de un proyecto de Ley firmado por el justicialista disidente Adolfo Rodríguez Saá y por el jefe del bloque del Frente para la Victoria, Miguel Angel Pichetto, que no obtuvo dictamen.

Sin embargo, Negre de Alonso pidió incluir un artículo para que el Ejecutivo se vea obligado a pedir autorización al Congreso para tomar deuda. También reclamó que se prohíba la prórroga de jurisdicción.

Fernando "Pino" Solanas, quien no estará en el recinto a la hora de la votación porque tiene un viaje previsto a EEUU, declaró que "la cultura de la deuda nos ha hecho mucho daño", advirtió que "no ha habido mayor causa de macrocorrupción en la Argentina como la deuda" y cuestionó que "no se haya escuchado ninguna voz que diga con qué se va a pagar lo que pedimos".

Por Cambiemos, el radical Luis Petcoff Naidenoff valoró "la actitud de quienes piensan distinto y acompañarán la medida", sostuvo que "hay que vencer el cortoplacismo" y ponderó "la responsabilidad política de este Congreso de mirar para adelante y de apostar al futuro".

El presidente de la Comisión de Presupuesto y Hacienda, el kirchnerista Juan Manuel Abal Medina, anticipó su voto en contra de la medida, aunque defendió "la decisión política de salir del default en el que se encuentra la Argentina".

Sin embargo, planteó su "incertidumbre" sobre la "sustentabilidad jurídica del acuerdo" que propone el gobierno y expresó su "preocupación ante la posibilidad de llevar a la Argentina a un nuevo ciclo de sobre endeudamiento".

Pedro Guastavino, del FPV-PJ, anticipó su voto positivo al señalar que "Argentina va a honrar esa deuda más allá de que no la ha contraído este gobierno" y advirtió que "dilatar el acuerdo conlleva una serie de riesgos, no sólo intereses sino que el 93 por ciento de deuda reestructurada entre en lo que se ha denominado aceleración de la deuda".

Guastavino explicó que "hubo modificaciones importantes en el proyecto original" y consideró que el peronismo "le está dando una herramienta importante a este gobierno para que pueda terminar con el default" aunque opinó que el kirchnerismo "quizás hubiera podido hacer mejor las cosas".

Anabel Fernández Sagasti, del sector ultrakirchnerista, rechazó la propuesta y criticó "el sobreendeudamiento feroz, acrecentado y acelerado por la imposición de un modelo neoliberal que irrumpió -dijo- con fuerza por última dictadura, fue seguido a rajatabla en los 90 e implosionó en 2001".

La senadora por Mendoza cuestionó la "extorsión a la que nos quiso someter (el ministro de Hacienda, Alfonso) Prat Gay diciéndonos que es esto o el ajuste" y dijo que su sector "aconseja negociar con soberanía y cuidando los intereses" aunque sea "más trabajoso" para evitar "que se pague a costa del hambre y la miseria de los argentinos".

El kirchnerista jujeño Walter Barrionuevo que votará a favor, argumentó que "la responsabilidad política si esto sale mal es del gobierno", pero su compañera de bancada, quien votará en contra, lo corrigió recordándole que "el Senado no puede sacarse el saco de su responsabilidad".
Fuente:

Dejanos tu comentario

Más Leídas