País - Hebe de Bonafini Hebe de Bonafini
jueves 11 de agosto de 2016

Hebe de Bonafini no declaró y le ofreció caña con ruda al juez que la imputó

El magistrado se acercó hasta la Asociación de Madres de Plazas de Mayo, donde apenas cruzó unas palabras con su titular por la causa Sueños Compartidos.

La presidenta de la Asociación Madres de Plaza de Mayo, Hebe de Bonafini, se negó ayer a declarar ante el juez federal Marcelo Martínez de Giorgi, quien se acercó hasta la sede de la entidad.

El magistrado concurrió hasta el edificio ubicado en Hipólito Yrigoyen 1584, en el barrio porteño de Monserrat, para tomarle declaración indagatoria a la referente de los derechos humanos en el marco de la causa que investiga presuntas irregularidades en el manejo de fondos del programa Sueños Compartidos.

A una semana del intento de detención en la sede de la entidad, De Bonafini se negó a declarar y, tras el procedimiento formal, le convidó al encargado del Juzgado Criminal y Correccional Federal Nº8 un trago de caña con ruda.

"Para que agosto no se lo lleve", le comentó la presidenta de la Asociación al magistrado, con quien dialogó sobre los sucesos de la semana pasada.

Además de Hebe de Bonafini y Martínez de Giorgi estuvieron la fiscal Paloma Ochoa y el abogado Juan Manuel Morente.

La indagatoria fue bajo absoluto secreto, pues el juez Martínez de Giorgi se presentó junto con la fiscal Paloma Ochoa en la sede de la Asociación Madres de Plaza de Mayo, donde la titular estaba con su abogado Juan Manuel Morente.

El clima fue cordial y hasta se permitieron algunas palabras entre el juez y la dirigente, luego del fuerte cruce suscitado la semana pasada cuando el primero ordenó su detención luego de su faltazo por segunda vez consecutiva a la indagatoria en los tribunales de Comodoro Py.

Martínez de Giorgi había ordenado su detención al no presentarse el jueves pasado, pero la misma se tornó impracticable pues un grupo de militantes rodearon a Bonafini y evitaron que la Policía Federal ejecutara el arresto.

Luego que el juez le concediera la eximición de prisión a la titular de Madres, sus abogados le pidieron que la indagatoria fuera en la sede de la asociación por su avanzada edad, 87 años, y problemas de salud.

Tras el procedimiento judicial, la referente de los derechos humanos dijo: "Los jueces no son la Justicia".
Fuente:

Dejanos tu comentario

Más Leídas