País País
lunes 22 de agosto de 2016

Hay unos 70.000 seguidores de sectas satánicas en el país

Se calcula que ya hay unos 70.000 seguidores en todo el país, que practican rituales sangrientos y violentos.

Las denominadas sectas satánicas, que hacen un verdadero culto a figuras demoníacas, vienen atrayendo cada vez a mayor cantidad de personas en el país, al tiempo que causa preocupación que en los últimos tiempos estos grupos se enfocaron en reclutar a unos 10.500 niños y adolescentes.

Se calcula que ya hay unos 70.000 seguidores en todo el país, que practican rituales sangrientos y violentos.

"Estamos alertando a las autoridades nacionales, porque en lo que va de 2016 el crecimiento del satanismo en la Argentina es muy fuerte. Logramos recuperar a varias personas que formaron parte de estos grupos", señaló el sacerdote Manuel Acuña.

Aseguró que "el 15 por ciento de los seguidores son discípulos menores de 13 años", publicó este domingo Diario Popular.

"Lo que decimos es que se están vulnerando los derechos de estos niños, que son obligados por adultos a incorporarse a este movimiento tan peligroso, y el Estado debería intervenir fuertemente", indicó.

La Asociación de Iglesias Luteranas de Sudamérica, liderada por Acuña, advirtió que "el satanismo como culto está creciendo a nivel mundial, de manera muy importante en los Estados Unidos, con sede en las ciudades de Oklahoma y Ohio, y desde allí baja hacia Latinoamérica, con grupos grandes ya establecidos en México, Colombia, Brasil, Uruguay y Argentina".

"Se presenta como una alternativa religiosa, cultural y social. La idea y estrategia es naturalizar estas prácticas" dijo.

Mencionó que "lo que tiene que saber la sociedad es que, en realidad, es algo muy peligroso".

"Logramos interceptar material de estudio y aprendizaje para niños, con mensajes satánicos. Son libritos con ilustraciones para colorear", agregó.

El religioso explicó que "se trata de cuadernillos en apariencia inocentes, pero se muestran figuras con símbolos satánicos".

En el estudio, al que se tuvo acceso, se afirma que en Capital Federal y el Conurbano los "fanáticos" del satanismo son unas 42.000 personas, es decir, que más de la mitad de los miembros se encuentran en al área metropolitana de Buenos Aires.

"La mayor cantidad de personas captadas por estos grupos nefastos viven en esta región", manifestó Acuña.

En torno al problema, el obispo luterano explicó que "el daño que provocan a las víctimas en términos psicológicos y espirituales es tremendo", precisando que "se rigen con calendarios estrictos y operan con prácticas siniestras".

"Para estas bandas los niños siempre fueron el objeto del deseo, simplemente por la pureza de su sangre. El cambio de eje de la actualidad es que ya no sólo son buscados para sus rituales, sino que ahora también los reclutan, disciplinan y convierten en soldados del satanismo", dijo.

Para entender de qué se trata, el satanismo consta de un número de creencias relacionadas.

Sus seguidores comparten las características de simbolismo, que incluye la veneración y admiración por Satán, aunque también se venera a diversos demonios.

"En los libritos para niños, lo que se busca es que los chicos crezcan con la figura de los demonios como parte de su vida cotidiana. Algo natural, que no provoca daño", indicó.

Al respecto, Acuña pidió "que se intervenga para detener este proceso".

"Hay que decir que combatir este flagelo es un desafío de toda la sociedad, porque el Estado solo no puede perseguir a todos los grupos que practican estos ritos sangrientos. Es obligación que entre todos rompamos el cerco del silencio denunciando, alertando y comprometiéndonos", concluyó.

Fuente: Noticias Argentinas

Dejanos tu comentario

Más Leídas