País País
jueves 19 de mayo de 2016

Hay bolitas para rato: Tinka negó que vaya a cerrar

El propietario explicó que hubo un error en una nota periodística y que a pesar del aumento en la tarifa de gas seguirán adelante.

"Nos llegaron a ofrecer un terreno en Tierra del Fuego para que no cerremos la fábrica", comentó Adrián Ñáñez aún sorprendido por las repercusiones que se dio luego de que un diario porteño cometiera un error al postular que Tinka cerraría por el incremento en la tarifa de gas.

Tinka es la única fábrica de bolitas de vidrio que queda en pie en Sudamérica. Se trata de una empresa familiar fundada en 1953 en San Jorge, al suroeste de Santa Fe y Ñáñez es quien se encarga de llevar adelante a su equipo de 15 personas.

El domingo se publicaron declaraciones del ministro de Producción de Santa Fe, Luis Contigiani, en la cual se pone en boca del funcionario la grave situación de las empresas y sus posibles cierres ante el aumento en las tarifas de la luz y el gas. "Contigiani se detuvo en la situación de la fábrica de bolitas Tinka, ubicada en la ciudad de San Jorge y la única del país en su tipo, que pasó de pagar 35 mil pesos a 185 mil", señala la nota.

"Los números son correctos y esperamos un aumento más grande en la próxima porque sólo se nos ha registrado 10 días con los números nuevos pero no vamos a cerrar", explicó Ñáñez y agregó: "El ministro nos pidió disculpas. Nos dijo que él había dado bien los nombres pero tal vez el periodista los tomó mal y se equivocó. No fue con mala intención".

Sin embargo, lo que llamó la atención del hombre fue la respuesta que obtuvo de la sociedad ante la noticia de su posible cierre. "Uno por ahí no es consciente de lo que produce, nos sorprendimos mucho. Tuvimos hermosas muestras de afecto", finalizó el empresario.
Fuente:

Más Leídas