País País
sábado 15 de octubre de 2016

Garavano: "Para solucionar el delito no se puede hacer magia"

El ministro de Justicia dialogó ayer con Canal 7 y defendió las políticas aplicadas en materia de seguridad.

El ministro de Justicia de la Nación, Germán Garavano, defendió en diálogo con Canal 7 la actual política de seguridad, al compararla con la "mirada ideologizada de privilegiar muchas veces al victimario" que hubo durante el kirchnerismo, pero admitió que para solucionar el problema del delito "no se puede hacer magia, como decía una ex presidenta", en alusión a Cristina Fernández.

Compromiso para el cambio

Garavano admitió que en el país existe una "puerta giratoria" para los delincuentes, circunstancia que, dijo, se está tratando de revertir.
"Lamentablemente, en los últimos años hemos tenido una ausencia de lo que se denomina política criminal y eso ha llevado a una situación de deterioro tanto a nivel de programas sociales, que es una parte muy importante que tiene que ver con la inseguridad, como a la posibilidad de respetar, jerarquizar y capacitar para lograr que las fuerzas de seguridad den una respuesta adecuada a este flagelo", afirmó.
Garavano sostuvo que en torno a este tema se deben comprometer todos los actores porque esto tampoco lo soluciona sólo el Gobierno, sino que deben intervenir también los jueces, los diputados, senadores, toda la comunidad.
El funcionario apuntó al kirchnerismo al enfatizar que durante esos años "en la Justicia tuvimos una mirada, si se quiere ideologizada, que lo que hacía era privilegiar muchas veces al victimario y dejar de lado a la víctima, más un servicio penitenciario en estado de abandono".
"El Gobierno hoy se ha planteado un programa muy ambicioso para tratar de cambiar esta situación, pero esto no se puede cambiar de un día para el otro", aceptó y puntualizó: "Son políticas que a mediano plazo van dando resultado, sin perjuicio de las medidas de coyuntura y las que se tomen en la emergencia".
Al señalársele la preocupación del ciudadano por lo que considera un estado de indefensión frente al delito, Garavano sostuvo que mientras el Gobierno avanza en cuestiones de fondo, "se están remitiendo federales a la provincia de Buenos Aires y se va tomando un montón de medidas de coyuntura".
"En esto tampoco se puede hacer magia, como decía una ex presidenta", lanzó, en referencia a una de las frases a las que acudía Cristina de Kirchner para reivindicar sus políticas. "No fue magia", solía enfatizar. Garavano añadió: "Lo importante es que estemos por primera vez tratando de trabajar seriamente en resolver este problema. Esto es lo que puede hacer la diferencia".

Flexibilidad judicial

Al insistir en advertir que en los últimos años hubo una suerte de "flexibilidad" judicial a favor del delincuente, el ministro razonó: "La sociedad y, este caso los jueces, no son inmunes a la mirada de las autoridades y a los climas políticos".
Para el funcionario, hubo muchos años donde esa era la norma, el perfil de los jueces que se designaban en la Corte.
"También tiene que ver –agregó–con la incapacidad de un juzgado o la fiscalía de atender a un montón de personas detenidas porque no se le dieron recursos a esas dependencias, entonces, la combinación de estas dos situaciones fue generando efectivamente que lo que en muchos casos se ha denominado la puerta giratoria".
Fuente:

Dejanos tu comentario

Más Leídas