País País
jueves 28 de julio de 2016

Estiman que Argentina deberá proveer alimentos para 600 millones de habitantes en 2021

El economista jefe de la Sociedad Rural Argentina especificó que "para poder comercializar el aumento productivo que se espera, es necesario aumento de infraestructura y reducir la presión fiscal".

El economista jefe de la Sociedad Rural Argentina (SRA), Ernesto Ambrosetti, advirtió que la producción agropecuaria del país tendrá que dar de comer a una población equivalente a "16 Argentinas" en cinco años, es decir 600 millones de habitantes del mundo.

El especialista resumió los principales conceptos que dio en una charla sobre economía en la 130° Exposición Rural Internacional de Palermo.

Dijo que "el gran desafío es alimentar a la población mundial ante el crecimiento poblacional y de mayor longevidad, especialmente las mujeres".

Señaló que en 1950 "disponíamos de más de media hectárea por persona a nivel mundial; en 2025, en nueve años, vamos a tener 0,17 hectáreas por el crecimiento demográfico, lo cual nos exige un esfuerzo en mejorar toda la productividad".

"Esto se logra haciendo eficaz y eficiente todos los procesos productivos en forma sustentable (que se puede continuar produciendo) manteniendo una relación amigable con el medio ambiente, en equilibrio con la sociedad y en forma rentable", sostuvo.

Aclaró que "la Argentina produce alimentos para más de 400 millones de habitantes y en los próximos 5 años esperamos producir para más de 600 millones de habitantes, lo que equivale a 16 Argentinas".

Ambrosetti reiteró la cifra que maneja la SRA: "En función de este escenario sumamente amigable para invertir, el sector va a inyectar en la economía del país 58 mil millones de dólares en 2016". "Es necesario considerar en los nuevos escenarios las variables que hay que mejorar, en la inversión que está haciendo el sector, y entre ellas se encuentra la competitividad", analizó.

En el análisis de Ambrosetti fue estimado que "en granos solamente se inyectarán unos 12 mil millones de dólares y hoy se está comprando para implantar y proteger los cultivos".

Otro aspecto que desarrolló es que en la actualidad se está demandando mayor cantidad de tecnología, que se está manifestando en las adquisiciones de sembradoras, pulverizadoras y cosechadoras entre otras maquinarias más livianas".

"Esperamos que los tractores se reactiven en este segundo semestre ante la siembra de la campaña de granos gruesos (soja, maíz, girasol, sorgo)", expresó el jefe de Economistas de la SRA.

Además, especificó que "para poder comercializar el aumento productivo que se espera, es necesario aumento de infraestructura y reducir la presión fiscal que en los granos supera el 65% de la renta, según los datos de la Fundación FADA, a pesar de que se eliminaron retenciones y aún está vigente el 30% en la soja".

"La falta de capital de trabajo que tienen los productores hoy requieren un impulso importante crediticio tasas muy por debajo de las que existen actualmente", explicó.

Agregó: "Debemos profundizar y acelerar la mejora de la competitividad para mejorar la renta de un sector que enfrenta altos riesgos climáticos y de mercado y cuya rentabilidad de no atravesar adversidades climáticas es del 1,5 a 2 % en granos, en promedio".

"Por eso es tanto importante reducir la presión fiscal y desarrollar las herramientas que disminuyan el riesgo", enfatizó para destacar que "este año, sólo en granos, esperamos más de dos millones de hectáreas adicionales, lo que rendirá 10 millones de toneladas más para ofrecer tanto al mercado interno, a nuestra población, como al mundo".
Fuente: Noticias Argentinas

Dejanos tu comentario

Más Leídas