En aeroparque la esperaban los militantes

Cristina Fernández de Kirchner tuvo una llegada que no pasó desapercibida al Aeroparque Jorge Newbery de Buenos Aires. Miles de militantes la recibieron eufóricos con bombos, platillos, pancartas y banderas.

La ex mandataria, lejos de parecer preocupada por estar citada a declarar el miércoles ante la Justicia por la causa de venta de dólar a futuro, se bajó del avión feliz. Fiel a su estilo, la expresidenta corrió a los agentes de seguridad y se acercó al vallado para saludar a los militantes que cantaban el clásico de la década K: "Cristina, Cristina, Cristina corazón".

Los cantos no pararon en ningún momento hasta que la exmandataria partió a su casa de Recoleta. Es más, a pesar del fuerte operativo de seguridad que la recibió, la líder del kirchnerismo se subió al umbral del auto y saludó por última vez. Mientras tanto, los militantes seguían: "Tomala a vos, dámela a mí, el que no salta es de Clarín".

Cristina Kirchner se presentará el miércoles ante el juez Claudio Bonadio en la causa en la que está imputada por la venta de dólares a futuro.
Fuente:

Dejanos tu comentario

Más Leídas