País País
viernes 02 de septiembre de 2016

Elogios y reclamos entre el Gobierno nacional y los industriales

Se mostraron preocupados por el trago amargo de la recesión, pero optimistas por la "reinserción" del país en los mercados mundiales.

El Gobierno y la UIA conmemoraron el Día de la Industria con elogios y reclamos cruzados, preocupados por el trago amargo de la recesión pero optimistas por la "reinserción" del país en los mercados mundiales.

Los industriales recibieron a funcionarios de primer nivel en la sede porteña de la central fabril con advertencias sobre el avance de las importaciones en medio de la caída del consumo interno y la necesidad de no reconocer a China como una economía de mercado.

Desde el Gobierno contestaron que no dejarán que la apertura económica afecte al "empleo argentino" y anunciaron que extenderá a 10 años el plazo para liquidar divisas de exportaciones, tras haberlo ampliado a 5 años esta misma semana.

"El secretario de Comercio, Miguel Braun, lo llevará a 10 años", dijo el ministro de la Producción, Francisco Cabrera, ante la cara de asombro y desconcierto del funcionario, que despertó risas y un "se acaba de enterar" en la platea. "Sí, así va a ser".

Tanto Cabrera como el jefe de Gabinete, Marcos Peña, recalcaron que el Gobierno ya hizo "todos los deberes" que el propio Consejo Directivo de la UIA le había pedido a Mauricio Macri cuando era candidato en 2015.

Al subir al escenario, Cabrera sacó la misma lista que le había entregado la UIA el año pasado y pasó en limpio: "Levantamos el cepo; salimos del default; extendimos el plazo de liquidación de divisas; eliminamos las DJAI; redujimos las retenciones a las exportaciones".

Y agregó: "Normalizamos el INDEC; renovamos la Línea de Inversión Productiva; promulgamos la Ley Pyme con beneficios impositivos; dimos a las Repro el rango de ley; eliminamos el seguro TAP en los puertos; pusimos un plan de facilidades de pagos en la AFIP; entre otras cosas; ¿venimos bien, no?".

"Cumplimos con todos los requerimientos y lo decimos con muchísima satisfacción", dijo Cabrera y agregó, de cara a los industriales: "Ustedes son los héroes de la película. Nosotros estamos a su servicio".

Peña reconoció la "preocupación por la recesión" que hay tanto en entre los hombres de negocios como en el Gobierno pero se mostró expectante por el futuro económico de la Argentina y convocó a sus interlocutores a "trabajar juntos, salir de la coyuntura y ver el largo plazo".

"La situación económica estructural es muy superior a la de un año atrás", sostuvo Peña tras recalcar que la administración Macri generó que el país "se aleje de los mesianismos, los autoritarismos, la pelea y confrontación", en una clara crítica al kirchnerismo.

En primera fila de un auditorio repleto escuchaban hombres de negocios como Paolo Rocca, Juan Chediack, Adelmo Gabbi, Daniel Llambías y Luis Etchevehere; además de funcionarios como Mario Quintana, Carlos Melconian y Laura Alonso.

Advertencia por las importaciones y China
El presidente de la UIA, Adrián Kaufmann Brea, resaltó el protagonismo de la industria al señalar que da trabajo a 1,2 millones de personas en 115.000 establecimientos en todo el país, lo cual representa el 20% del empleo formal total con salarios que superan en más del 40% al resto de los rubros, lo que implica que aporta el 25% de la recaudación fiscal.

La industria aportó $230.000 millones en el primer semestre en impuestos y para fin de año superará los $507.000 millones; "la etapa que hoy vive la Argentina está atravesada por dilemas y desafíos que requieren diagnósticos correctos", destacó el empresario.

Kaufmann Brea dijo que la industria acumuló en los últimos cinco años una caída del 6,5% en términos per cápita y este año "la tendencia continúa", en gran parte por los "desequilibrios heredados" y por el contexto global adverso para las exportaciones de los productos con mayor valor agregado.

"No se trata de confrontar con el Gobierno, sino solo de señalar los problemas y las posibles soluciones", dijo el empresario y enumeró: el crecimiento de las importaciones en un contexto global caracterizado por competencia desleal, caída de actividad, altas tasas de interés, presión tributaria y falta de competitividad sistémica.

Kaufmann Brea dijo que hay un contexto internacional afectado por las consecuencias de la crisis financiera, lo que repercute en la estrategia argentina de inserción, mientras que China presenta una verdadera encrucijada por su exceso de su producción de acero, aluminio, plástico y otros bienes.
Miles de empleos
Según el empresario, China terminó una brusca caída de precios internacionales y perjudicó a los competidores contribuyendo a la pérdida de miles de empleos, mientras que la baja de consumo en Brasil afecta al 50% de las exportaciones argentinas con valor agregado.
Fuente:

Dejanos tu comentario

Más Leídas