País - Sergio Massa Sergio Massa
lunes 21 de marzo de 2016

El PJ, dividido en 16 bancadas y varios monobloques en Diputados

La derrota electoral profundizó la atomización de referentes. La falta de liderazgo potencia la disgregación.

El estado de debate interno por el que transita el Partido Justicialista tras la derrota electoral se refleja en la atomización de referentes de esa fuerza en la Cámara de Diputados nacional, donde está a través 16 bancadas diferentes.

Los alejamientos registrados en lo que va del año en el otrora bloque kirchnerista del Frente para la Victoria-PJ (FPV-PJ) marcan la mayor dinámica en el reacomodamiento de los diputados peronistas.
El espacio no tiene un líder definido y aún resta un mes y medio para las internas, que ayudarían a aplacar el clima de incertidumbre.

Si bien son mediáticamente más conocidos los bloques FPV-PJ, el Frente Renovador, el delasotismo, el nuevo Justicialista, de Diego Bossio, y el Social Cristiano que preside Darío Giustozzi, existen otros 10 de extracción peronista en la Cámara Baja.

El Frente para la Victoria-PJ, que empezó el período legislativo con 96 diputados y que hoy cuenta con 79, fue el germen de varios de ellos, fundamentalmente del "Justicialista" que se nutrió de 14 de sus integrantes, para formar una bancada de 17 miembros.

El frente UNA también tuvo su cisma. Hace pocos días, los 6 diputados referenciados con el ex gobernador cordobés José Manuel De la Sota optaron por escindirse de la bancada del FR.

Así, el bloque que responde a Sergio Massa pasó a tener 23 diputados, lo que le alcanza para ser la segunda variante peronista, más allá de que algunos de sus integrantes no son de esa extracción. Para diferenciarse, en cuanto a nombres, no fueron muy originales: el massismo denomina a su bloque Federal Unidos por una Nueva Argentina, mientras que el delasotismo lo repite, pero sin la palabra "federal".

Con los reacomodamientos de las últimas semanas, el bloque Social Cristiano, que preside Giustozzi, llegó a los 4 integrantes.

El Frente Cívico de Santiago del Estero, que reúne desde hace años a peronistas y radicales de esa provincia, se presenta en la Cámara Baja con 6 integrantes, quienes hasta el 10 de diciembre fueron aliados incondicionales del kirchnerismo y hoy se muestran cercanos al macrismo.

El justicialismo puntano, liderado por los hermanos Rodríguez Saá, también vivió en los últimos días un quiebre: de sus cuatro integrantes originales quedaron tres, ya que el ex gobernador Claudio Poggi pegó el portazo y armó un monobloque.

Otros diputados que ya venían actuando separados del FPV-PJ antes de diciembre y que reafirmaron esa estrategia, son los dos del espacio del gobernador de Chubut, Mario Das Neves. Se trata de Inés Lagoria y Sixto Bermejo, que actúan bajo el nombre de Trabajo y Dignidad.

El resto, es decir los otros ocho, son monobloques, incluido el del mencionado Poggi. Se presentan en este formato 4 diputados de origen sindical: el canillita Omar Plaini (Cultura, Educación y Trabajo), el metalúrgico Oscar Martínez (Movimiento Solidario Popular) y los camioneros Jorge Taboada (Chubut Somos Todos) y Enrique Castro Molina (Compromiso con San Juan).

Los otros tres monobloques peronistas son el de la aliada massista Cristina Cremer de Busti (Unión por Entre Ríos) y el de los recientemente alejados del FPV-PJ José Orellana (Primero Tucumán) y Ramón Bernabey (Brigadier General Juan Bautista Bustos).
Fuente:

Más Leídas