País País
jueves 03 de agosto de 2017

El perro Labrador que le ganó la pulseada a un jefe policial de Corrientes

Un comisario prohibió " la permanencia de perros y gatos dentro de dependencias policiales" pero... ¡fue desplazado él y los canes se quedan!

Un jefe policial de Corrientes fue desplazado de su cargo en la fuerza, luego de que ordenara prohibir la permanencia de perros y gatos en las comisarías y divisiones, luego de que un can, de nombre "Cartucho" mordiera a una nena dentro de una seccional.

El perro en cuestión fue trasladado a un instituto para ser revisado y si los análisis le dan bien volverá a la comisaría 7ma, donde se encontraba.

Todo comenzó cuando "Cartucho", un perro Labrador, mordió a una nena por causas que se desconocen. Tras ese episodio, el comisario mayor Julio César Gómez, director de Seguridad Metropolitana de la Policía correntina, envió un memo a todas las divisiones y seccionales de la fuerza, en el que señalaba que "quedaba prohibida la permanencia de perros y gatos dentro de dependencias policiales" y en caso de que alguno desobedeciera la orden sería sancionado.

La medida generó mucho malestar entre los uniformados, e incluso en el jefe policial correntino, comisario mayor Eduardo Acosta, y todo terminó con el desplazamiento de Gómez hacia otra división y el inminente regreso de "Cartucho" a la seccional.

"No se puede echar a los perros y los gatos de una comisaría, pero sí extremar los cuidados para que no muerdan a las personas", aseguró este miércoles Acosta, tras confirmar el desplazamiento del director de Seguridad Metropolitana de la fuerza.
Fuente: Noticias Argentinas

Más Leídas