País - Alberto Nisman Alberto Nisman
miércoles 20 de septiembre de 2017

El peritaje de la Gendarmería determinó que a Nisman lo mataron

Según publicó diario La Nación, este miércoles finalmente se conoció el informe que indica que el fiscal fue asesinado por dos personas.

Según informó el diario La Nación en su portal web, el informe final de la Gendarmería fue firmado este miércoles y las conclusiones indican que a Alberto Nisman lo mataron entre dos personas.

También se asegura que el fiscal fue golpeado y drogado con ketamina.

Hace algunos días hubo una controversia con respecto a este informe luego de una publicación del portal Infobae en el que se indicaba que ya estaban las conclusiones de las pericias. Algo que fue desmentido a través de un comunicado por la propia Gendarmería.

Según La Nación, este miércoles finalmente se firmaron las conclusiones que serán elevados sus conclusiones a la Justicia a última hora del jueves o el viernes.

La Junta Interdisciplinaria convocada para dilucidar si el fiscal Nisman se suicidó o fue asesinado se reunió este miércoles para redactar el informe oficial, que será entregado al fiscal Eduardo Taiano, a cargo de la investigación.

Los peritos de Gendarmería, junto a los expertos convocados en representación de la familia Nisman y los que asesoran al técnico informático Diego Lagomarsino, en total más de 30 personas, mantuvieron una reunión en el edificio Centinela, sede de la Gendarmería, para intentar acordar el informe.

Allí evaluaron lo que sucedió en la recreación que se realizó la semana pasada, y que dio lugar a que se filtrara que la Gendarmería daría por probado que Nisman fue asesinado.

Los expertos ponderaron distintas pruebas como la falta de pólvora en las manos, la ketamina hallada en el cuerpo de Nisman (antes no descubierta), la llamada "autopsia psicológica" o la manipulación del celular y las computadoras, todas sostenidas por la querella como indicadores de un magnicidio.

Tras el informe de la Gendarmería efectivamente inclinándose por la hipótesis de un homicidio, se espera que los peritos de la defensa de Lagomarsino -que le prestó a Nisman el arma de la cual salió el balazo que lo mató- no acompañen esa versión y den su interpretación de los hechos, como un suicidio, en coincidencia con lo que habían postulado los peritos de la Corte Suprema en una junta médica que también se dispuso en la causa.

El fiscal Taiano explicó que se hicieron dos juntas de expertos; una médica y otra criminalística, pero ninguna pudo aproximarse a la causa de la muerte de Nisman. Esta junta fue pedida con insistencia por la querella que representa a las hijas de Nisman y Sandra Arroyo Salgado, y finalmente fue dispuesta por el juez Ercolini y Taiano.

Los especialistas, según los anticipos de su trabajo que recibió Taiano, encontraron trazas de ketamina en el organismo de Nisman, droga que no se había hallado antes porque no se la había buscado.

No se sabe cuánta droga ni cómo llegó al cuerpo. La ketamina es una droga que en grandes cantidades se usa como anestésico y en dosis menores de forma recreativa porque provoca alucinaciones. La defensa de Lagomarsino acepta la ketamina, pero cuestiona el procedimiento usado para encontrarla y la cadena de custodia de las muestras. Además quiere saber cuánta había y cómo llegó al cuerpo de Nisman. La droga es clave para reinterpretar la escena: hasta ahora la querella planteó la hipótesis de un asesino que tomó la mano del fiscal atontado y apretó el gatillo del arma que estaba apoyada sobre la cabeza. Sostiene que hubo manchas de sangre limpiadas en el lavatorio.

La querella de Lagomarsino sostiene que estas manchas de sangre limpiadas (que aparecieron cuando se esparció Luminol) son anteriores a la muerte de Nisman. La Gendarmería cree que Nisman estaba inconsciente por la ketamina y que una persona lo sostuvo mientras que otra le pegó un tiro en la cabeza. Incluso la aparición de golpes en la cabeza y en las piernas fueron interpretados como orientados a reducir a la víctima.
Fuente:

Más Leídas