País País
miércoles 05 de octubre de 2016

El Gobierno de la Nación y los gremios pujan por cómo cerrar el año

Un funcionario cercano a Macri advirtió de que hay "exageradas expectativas" sobre las negociaciones.

La carrera contra la inflación y las distintas alternativas tendientes a recuperar el ya menguado poder adquisitivo, enfrentan al Gobierno nacional y a uno de los referentes gremiales, el camionero Pablo Moyano.

El vicejefe de Gabinete, Mario Quintana, aseguró que se generó una "expectativa exagerada" sobre las respuestas que la próxima semana el Gobierno dará a la CGT por los pedidos de un bono de fin de año y la eximición de Ganancias para el aguinaldo, y advirtió de que muchos trabajadores terminarán el año "empatando o ganándole a la inflación".

El funcionario, uno de los más influyentes colaboradores del presidente Mauricio Macri, se mostró en línea con lo anticipado por el ministro de Hacienda y Finanzas, Alfonso Prat Gay, quien postuló que la ayuda estatal debe ser "para los que menos tienen".

Quintana remarcó que en marzo se tomaron dos medidas muy relevantes: la suba de las asignaciones familiares y del mínimo no imponible del Impuesto a las Ganancias, y evaluó que si se toma en cuenta eso "muchos trabajadores habrán terminando el 2016 empatando o ganándole al índice inflacionario".

En declaraciones a radio La Red, el vicejefe de Gabinete afirmó que es falso que el año termine con una inflación del 40% y si bien dijo que confían en que sea mucho más baja, la situó en el 35%.

Cara a cara con Prat Gay
El secretario adjunto del gremio de camioneros, Pablo Moyano, acusó al ministro de Hacienda, Alfonso Prat Gay, de realizar "una provocación" a la CGT y advirtió de que la central obrera tiene que optar entre permitir "el verdugueo del Gobierno" o convocar a una medida de fuerza.

"Lo de Prat Gay fue una provocación. Esto se tiene que terminar", enfatizó Moyano, al cuestionar que el funcionario dijera que si se otorga un bono de fin de año será para los sectores más vulnerables y minimizó así la posibilidad de dar una compensación a los trabajadores activos.

Para el secretario adjunto de camioneros, la reunión de la cúpula de la CGT con el Gobierno "fue para la foto, una reunión más donde solamente se escribió un acta con el pedido" realizado por los sindicalistas.

"Ni bien asumió Macri, la CGT le llevó los mismos reclamos que le llevamos nosotros y solamente quieren dar migajas", se quejó y además consideró que es una vergüenza que en el Gobierno hablen de un bono de 500 o $600.

"No podemos seguir cruzados de brazos. Si no dan respuesta, tenemos que hacer una movilización o un paro general. Siguen dilatando para no darnos una respuesta definitiva", puntualizó en declaraciones a la radio Futurock.

El hijo mayor del camionero Hugo Moyano advirtió, además, de que el próximo jueves se va a definir si la CGT da una fecha posible para la realización de una medida de fuerza.

"En el confederal, el ciento por ciento pedía una medida de fuerza. Sí hay consenso. El jueves se va definir. O permitimos el verdugueo al Gobierno o convocamos medida de fuerza", remarcó.

Moyano insistió en que la actual gestión "gobierna para los ricos" y explicó: "Se lo dije al ministro Prat Gay en la cara y se ofendió".

Fuente:

Más Leídas