País País
jueves 26 de mayo de 2016

El Gobierno demora el envío del proyecto de reforma electoral por el disenso con los cambios en las PASO

Las diferencias surgen entre aliados y opositores en torno a los cambios en el sistema de PASO, a la reglamentación de la boleta electrónica y el debate presidencial, que refuerza el rol de la Cámara Nacional Electoral.

El gobierno demora la definición del proyecto de reforma electoral y su envío al Congreso por el disenso surgido entre aliados y opositores en torno a los cambios en el sistema de PASO, a la reglamentación de la boleta electrónica y el debate presidencial, que refuerza el rol de la Cámara Nacional Electoral.

A mediados de mes, en una reunión entre el Presidente junto al ministro Rogelio Frigerio y el secretario de Asuntos Políticos (encargado de la reforma), Adrián Pérez, se había convenido en el 30 de mayo como la fecha posible para la presentación formal del proyecto y en un acto público a realizarse en el Centro Cultural Kirchner o el Museo del Bicentenario.

Pero el disenso respecto de los cambios que se buscan aplicar al sistema de primarias abiertas y obligatorias, para hacerlas optativas y permitir solo votar en un frente electoral sin dividir el sufragio, llevó a postergar la presentación.

No obstante, en la Casa Rosada dan casi por seguro que "esos cambios serán enviados en el proyecto y en última instancia lo definirán los partidos en su tratamiento".

El equipo de Interior abocado a las negociaciones que encabeza Pérez reconoció a Télam que "no fue bueno que se filtrara esto hasta que no tuviera consenso" y que la idea de levantar la obligatoriedad de votar en las PASO "tiene apoyo de algunos gobernadores peronistas pero no de sus diputados, como de algunos radicales pero no de todos sus dirigentes".

De hecho, esta mañana, el diputado nacional por Santa Fe, Mario Barletta (UCR), sostuvo en diálogo con radio 10 que "las PASO deberían seguir siendo obligatorias" aunque apoyó la instauración de la BUE.

En el borrador que funcionarios de Interior facilitaron a dirigentes opositores y al que Télam tuvo acceso especifica una modificación al artículo 23 de la ley 26.571 en el que se asigna obligatoriedad a las PASO y se agrega que el "elector emitirá un solo voto por cada categoría de cargos a elegir, pudiendo optar entre distintas listas dentro de una única primaria".

En la modificación del artículo 62 se cristaliza la postergación de la Casa Rosada para 2019 con respecto a la puesta en marcha de un instituto nacional electoral autónomo, y refuerza el rol de la Cámara Nacional Electoral, otorgándole el rol de definir el diseño de la boleta electrónica "en base a las características establecidas en el Código".

Además, la CNE tendrá la potestad de decidir -según el borrador distribuido- "el modo en que se exhibirán las listas con la nómina completa de sus candidatos" en la pantalla de la máquina electrónica, además de definir el procedimiento de auditoría y la presentación de impugnaciones.

En el Capítulo IV del anteproyecto se reglamenta el debate presidencial obligatorio "dentro de los veinte días y hasta los siete días corridos" y exige un nuevo debate "en caso de llevarse a cabo una segunda vuelta electoral (...) dentro de los diez días corridos anteriores de la fecha de la elección", además de estipular los castigos para el candidato que no quiera concurrir.
Fuente: Télam

Dejanos tu comentario

Más Leídas