País País
viernes 29 de abril de 2016

El elefante marino que apareció en Gualeguaychú será trasladado para su recuperación

El elefante marino tiene alrededor de 3 años, un peso de 1.200 kilos, se logró llevarlo a un ambiente seco y probablemente hoy será trasladarlo a Mundo Marino para su recuperación.

El animal que apareció ayer en Gualeguaychú, en medio de una de las mayores inundaciones registradas en el sur entrerriano, es un gigantesco elefante marino y no un lobo marino, como se creyó originalmente, que será trasladado a Mundo Marino para su recuperación.

Especialistas de grupos ecologistas comentaron hoy a Télam que es probable que el animal esté enfermo y que por esa razón se haya refugiado en el parque Unzué de Gualeguaychú, un tranquilo paseo público que actualmente está totalmente inundado por el desborde del río homónimo.

El elefante marino tiene alrededor de 3 años, un peso de 1.200 kilos, se logró llevarlo a un ambiente seco y probablemente hoy será trasladarlo a Mundo Marino para su recuperación.

Hasta el lugar llegó personal de la Dirección de Fauna Silvestre de la Nación de la Fundación Temaikén, de la Dirección de Recursos Naturales de Entre Ríos y de la Prefectura Naval para colaborar en la contención y asistencia del animal.

El coordinador del área de Fiscalización de la Dirección de Fauna Silvestre de la nación, Ricardo Negreira, dijo al periodismo de Gualeguaychú que "cuando llegamos no sabíamos de qué se trataba. Ahora lo podemos confirmar, es un elefante marino que estará rondando los 1.200 kilos aproximadamente".

Explicó que, por ahora, el animal "está contenido en un ambiente seco y estamos viendo la forma de trasladarlo a Mundo Marino, donde seguramente se va a producir su recuperación".

Negreira reveló que se están haciendo las gestiones para trasladar al elefante marino en un camión de la Prefectura Naval Argentina, y reconoció que desde que está al frente de la dependencia nacional "nunca habíamos tenido un animal tan grande, que haya remontado tanto un río".

"Hemos tenido ejemplares en Buenos Aires, en el río de La Plata, pero de estas características no es habitual", reconoció.

También admitió que el operativo de traslado del animal dependerá, en gran parte, de cómo se comporte, porque "si se pone nervioso o se quiere ir, no hay mucho que hacer".

"Si se quiere ir al agua se va a ir; es grande y tiene mucha potencia", dijo Negreira al recomendar a los pobladores de Gualeguaychú que no intenten acercarse al lugar, que está custodiado por la policía.
Fuente:

Dejanos tu comentario

Más Leídas