País - Marcelo Tinelli Marcelo Tinelli
lunes 25 de julio de 2016

El cortocircuito Macri-Tinelli suma problemas: una investigación complica a los tuiteros del PRO

Se conoció luego de que Macri se quejara de que Tinelli lo "satiriza de mala manera" y de que el Gobierno negara estar detrás de tuiteros que acusan al conductor de ShowMatch de "mercenario K".

"Tinelli me satiriza de mala manera ante tres millones de personas en televisión y se ofende porque lo critican 30.000 tuiteros". Esta frase de Mauricio Macri salió publicada ayer en Diario UNO en la columna de Joaquín Morales Solá.

El Presidente sintetizaba así su impresión respecto del cortocircuito ("no es una pelea", dijo) que tiene con Marcelo Tinelli a raíz de que el conductor de ShowMatch denunció en su programa que la mano del Gobierno estuvo detrás de esos tuiteros que lo acusaron de ser un "mercenario K", en coincidencia con la aparición del imitador de Macri en el segmento "Gran Cuñado".

Versión de una consultora
Ayer el diario Perfil echó más leña al fuego al dar conocer el informe de una consultora digital que "confirmó las sospechas de Marcelo Tinelli", en el sentido de que "el ataque con múltiples acusaciones que recibió el conductor mediante las redes sociales no fue algo generado de manera espontánea, sino que fue organizado y sistemático".

El Presidente le había dicho el sábado a Morales Solá que "no hubo trolls ni el Gobierno tuvo nada que ver. Sí hubo 30.000 tuiteros que lo criticaron. ¿Cómo no va a haber 30.000 tuiteros que simpatizan con el Gobierno si este gobierno es producto en gran medida de las redes sociales. Es increíble que se ofenda".

Según Perfil, "la agencia especializada en redes sociales que analizó el comportamiento del hashtag "#TinelliMercenarioK" no encontró patrones naturales que permitan explicar su evolución. Por el contrario, vislumbran una administración deliberada sobre los contenidos contra el conductor de ShowMatch".

Los presuntos usuarios contrarios a Tinelli tuvieron un "comportamiento mecánico" y publicaron "contenidos hora por medio, repitiendo el patrón durante las 24 horas del día".

El informe de la consultora citada por Perfil dice que "se extrajeron hasta 200 tuits de cada cuenta y, al analizar el promedio resultante de fecha y hora de cada publicación, se identificó que hay una frecuencia mecánica en su comportamiento", situación que podría dar lugar a una demanda judicial.

"Hay un comportamiento premeditado, con sistemas de soporte que permiten publicar las 24 horas, y esto explicaría el comportamiento mecánico que los sistemas le asignan a sus procesos. Exactamente este mismo patrón se vio en grupos de trolls PRO atacando a Massa", consignaron los analistas.

En el documento se explica que "se publican contenidos desde múltiples cuentas, repitiendo los mismos mensajes una y otra vez. Y como no existe ningún algoritmo que permita imitar la opinión humana, no tienen otra opción que generar una cantidad determinada de contenidos y luego repetirlos en todas las cuentas. Esto es muy habitual para generar una sensación de masividad, cuando en realidad son pocos contenidos desde muchas cuentas".

Los usuarios que fueron investigados siguen en sus redes sociales principalmente a referentes del PRO: como Marcos Peña y Mauricio Macri.

Uno de los indicadores que evidenciarían en mayor medida la acción es que las cuentas "trolls" se activaron en simultáneo.

"Las cuentas sólo interactuaron para operar este tema, luego volvieron a una posición pasiva. Generaron un gran pico de actividad exclusiva sobre el hashtag, luego bajaron absolutamente la intensidad".

Perfil añade que otro elemento es que borran contenidos de manera sistemática. "Los contenidos ofensivos fueron borrados de forma sistemática de las cuentas, 24 horas después de ser enviados. Al monitorear la cantidad de tuits de estas cuentas minuto a minuto, vemos que publican y eliminan constantemente", comenta el informe.

El análisis de la consultora aporta también gráficos que "permiten analizar la relación entre nodos o usuarios y los temas conversados, y a diferencia de otros hashtag viralizados de manera natural, en el caso de Tinelli fueron lanzados en simultáneo y sin ningún factor de relación entre los tweets copiados".

La consultora concluyó que "hubo un ataque sistemático contra Marcelo Tinelli, proveniente de un grupo de tareas del PRO, que intervino específicamente para operar el tema y luego bajó el perfil".
Además, puntualizaron que "menos del 2% de quienes hablaron negativamente del tema fueron –se supone– personas reales".

También remarcaron que en base a las denuncias y comentarios efectuados de forma pública, las cuentas señaladas "fueron borradas para eliminar las pruebas", concluye el diario de Fontevecchia.


Fuente:

Dejanos tu comentario

Más Leídas