País País
domingo 18 de septiembre de 2016

El carnicero que mató a un ladrón pidió "mano más firme" con la inseguridad

El comerciante recuperó la libertad este último viernes luego de estar detenido durante 4 días.

"Hay que meter mano firme. Tenemos una Argentina muy bonita. Necesitamos más seguridad. No nos pueden ocurrir más estas cosas a los argentinos". Daniel Oyarzún, el carnicero que persiguió, atropelló y mató a un ladrón en Zárate, pidió mayor contención del Estado y dijo que tiene que estar en libertad.

El último viernes, la jueza de Garantías Graciela Cione lo liberó luego de aceptar la excarcelación extraordinaria que habían solicitado los abogados defensores. En su casa de Zárate, y con su mujer al lado, aseguró: "Si hubiese más seguridad, esto no me habría pasado".

Oyarzún quedó imputado por "homicidio simple" luego de matar Brian Emanuel González cuando intentaba recuperar el dinero que le habían robado. Mientras espera el avance del proceso judicial en su hogar, les agradeció el apoyo a los vecinos de la localidad bonaerense, quienes el último miércoles marcharon a la Municipalidad pidiendo su libertad.

"La carnicería es el lugar donde yo trabajo para poder sobrevivir", explicó "Billy", como le apodan los conocidos, en una entrevista con América 24. "De mi carnicería sale todo: la plata para comer, para los gastos que hay que pagar y para pensar en el futuro", sostuvo.

El carnicero afirmó que está tranquilo después del hecho de inseguridad que expuso su vida y dijo que ahora solo quiere mirar hacia adelante. "Estoy con mi familia, que es lo más importante, del resto se encargarán los abogados y habrá que esperar lo que defina la justicia", indicó.

Consultado sobre la reacción que tuvo en el momento en que le robaron, reconoció que su enojó fue lo que lo impulsó a salir del local para recuperar su dinero. "Si un chico tiene dos caramelos y le sacas uno, se enoja", explicó, buscando realizar una comparación para explicar el dolor que le generó el robo a su carnicería.

"Hay que pedir ayuda para tener más seguridad. Esto pasa porque no tenemos seguridad para ser libres. Tenemos que salir y no tener miedo en la calle", reflexionó sobre la situación en la que se vio envuelto luego del asalto a su comercio. Oyarzún también contó que su casa, la carnicería y la vivienda se su padre están custodiadas por la policía.
Fuente: Infobae.com

Dejanos tu comentario

Más Leídas