País - Buenos Aires Buenos Aires
viernes 06 de enero de 2017

El área rural dañada por el fuego superó el millón de hectáreas

Los incendios afectaron a La Pampa, Río Negro y Buenos Aires. Siguen combatiendo los focos ígneos.

Los incendios que afectaron a más de un millón de hectáreas en las provincias de La Pampa, Río Negro y Buenos Aires ya estarían controlados, aunque ayer personal de Bomberos, Defensa Civil y Manejo del Suelo continuaban trabajando para extinguir todos los focos.

La cifra de las hectáreas quemadas fue dada a conocer ayer por el ministro de Ambiente y Desarrollo Sustentable, Sergio Bergman, quien había sido cuestionado por no visitar antes las áreas afectadas y ayer viajó y recorrió a las zonas quemadas.

El incendio que arrasó con más de 600 mil hectáreas en el sudeste de La Pampa pasó el límite con la provincia de Buenos Aires y alcanzó a la localidad bonaerense de Algarrobo, por lo que la circulación de la ruta nacional 22 se vio afectada y ayer personal de Bomberos continuaba trabajando para extinguir el fuego.

En tanto, en la localidad pampeana de La Adela, personal de Gendarmería Nacional se sumó al trabajo de la Policía local, de los bomberos, de Defensa Civil y del personal del Plan Nacional de Manejo del Fuego para controlar el incendio, que en sólo tres días arrasó unas 400 mil hectáreas de campo.
Ayer, si bien las llamas estaban controladas en las tres provincias, las dotaciones de bomberos y personal de Defensa Civil intentaban extinguir todos los focos de incendio.

En tanto en Algarrobo, en el partido de Villarino, en el sur de la provincia de Buenos Aires, personal de Defensa Civil continuaba combatiendo los focos de incendio junto con personal de bomberos de Bahía Blanca.

"Ya llegó el primer contingente de brigadistas y el equipamiento, ahora vamos a reunirnos con los referentes de cada zona para evaluar la situación, porque el manejo del fuego tiene una primera jurisdicción que es local, pero nosotros actuamos en apoyo", explicó Bergman, y agregó que "se estima que lo de La Pampa fue consecuencia de una tormenta eléctrica. No nos olvidemos de que 2016 fue el año de mayor temperatura en las últimas décadas, y todo lo que tiene que ver con pastizales y cultivo de trigales es material combustible".

Consultado sobre la intencionalidad de algunos incendios, sostuvo que "sabemos que hay especulaciones al respecto, por ello se aprobó una ley de no regresión que implica que cuando un bosque sufre un incendio no queda habilitada la zona para otro fin, por ejemplo para un negocio inmobiliario, de manera de evitar cualquier especulación".
Desde diciembre
Los incendios rurales, que en algunas zonas de La Pampa se registran desde mediados de diciembre, son combatidos por personal de bomberos y Defensa Civil, pero los intensos vientos y las altas temperaturas que se registran en la región dificultan la tarea. El director del Distrito 11 de Federación Agraria Argentina, Alcides Haure, calificó la situación en el sur de la provincia de Buenos Aires de "desesperante", ya que el fuego destruyó ya unas 200.000 hectáreas de cuatro distritos.

En Río Negro, en el departamento de Adolfo Alsina fueron consumidas por las llamas 14.000 hectáreas, según confirmó la Estación Experimental Agropecuaria (EEA) Valle Inferior del Río Negro, perteneciente al INTA, y detalló además que el fuego destruyó 179.000 hectáreas en Conesa, 273.000 en Pichi Mahuida y en Patagones 77.000.

En tanto, el Laboratorio de Teledetección de la EEA informó que el origen del fuego que consumió 543.000 hectáreas en los últimos quince días en la zona este de Río Negro fueron los rayos provocados por las tormentas eléctricas desatadas desde el 21 de diciembre pasado.

Fuente:

Más Leídas