País País
lunes 07 de marzo de 2016

El acuerdo con los buitres se filtró en las charlas políticas en Vendimia

Esta semana el gobierno de Macri intentará imponer en el Congreso su proyecto para cancelar la deuda con los holdouts.

Con la mira puesta en la ya famosa Ley Cerrojo, y con el fin último de imponer su proyecto de ley de normalización de la deuda pública y acceso al crédito público y cerrar así la negociación con los fondos buitre, el gobierno de Macri buscará esta semana el apoyo de propios y ajenos en el Congreso. Aquí el papel de los enrolados en el Frente Renovador será clave.

El diputado de ese sector Marco Lavagna, hijo del ex ministro de Economía, hizo un alto en sus charlas políticas en la Vendimia Solidaria y deslizó que su sector político entiende que la Ley Cerrojo es un impedimento para que Argentina resuelva su endeudamiento.

"Pero el proyecto que ha mandado el Gobierno tiene problemas que nosotros vamos a intentar corregir en comisiones. Entre ellos, está conseguir una cobertura legal para evitar que ese 93% que originalmente entró en los canjes, haga futuros litigios. Pasa que el proyecto original es un cheque en blanco, por ejemplo, no hay monto de endeudamiento", criticó, aunque dio un guiño de su apoyo apuntando que a su parecer el ministro Alfonso Prat Gay, aceptó sus sugerencias.

Consciente de que la falta de mayoría en las cámaras obliga al oficialismo a avanzar en negociaciones políticas, el hijo del ex ministro de Economía entiende que en esa situación anidan también las intenciones de su sector de avanzar con distintos proyectos. "Hoy todo sector político que pretende que un proyecto avance tiene que salir a negociar y eso es bueno para la democracia. En ese marco nosotros vamos a seguir insistiendo con el 82% móvil", admitió mientras acordaba reuniones con el intendente de San Carlos, Jorge Difonso, referente local de su sector.

"Vamos a estudiar las garantías"
Desde la vereda contraria y manteniendo una visión kirchnerista de la discusión, el senador Juan Manuel Abal Medina también hizo un alto en su visita a la estancia San Isidro y aportó que antes de aprobar el proyecto del oficialismo, hay que consultar a los gobernadores.

"Hay que hacer consultas con especialistas y estudiar el proyecto. Sí sabemos que el Senado no va a acompañar si no hay garantías de que para cerrar con el 7% actual, no se reabra el 93% restante.

Soluciones que puedan ser pan para hoy y hambre para mañana no vamos a acompañar", adelantó Abal Medina, para quien Macri ha resuelto "muy rápido las demandas de los de arriba y lento las de los de abajo".
Fuente:

Dejanos tu comentario

Más Leídas