País País
lunes 20 de marzo de 2017

Eduardo Duhalde: "No quisiera estar en los pantalones del Presidente"

También consideró que el ex gobernador y ex candidato presidencial del Frente para la Victoria, Daniel Scioli, no se convirtió en el líder de la oposición porque "no tuvo vocación de conducir nada" hasta ahora.

El ex presidente Eduardo Duhalde sostuvo hoy que "no quisiera estar en los pantalones del Presidente (Mauricio Macri) porque es muy difícil la situación" y consideró que el ex gobernador y ex candidato presidencial del Frente para la Victoria, Daniel Scioli, no se convirtió en el líder de la oposición porque "no tuvo vocación de conducir nada" hasta ahora.

"La gobernanza de hoy es dificilísima", aseguró Duhalde en declaraciones formuladas esta mañana a Radio Rivadavia, en las que atribuyó esa situación a "una deuda externa e interna impagables en el corto plazo" y al avance del crimen organizado.

"No quisiera estar en los pantalones del Presidente porque es muy difícil la situación", sintetizó el dirigente peronista, quien subrayó que, sin mayoría propia en el Congreso, "no podés gobernar", ante la dificultad para llevar adelante el debate de las iniciativas.

Además, en la entrevista, en la que ratificó su intención de competir "para conducir" el PJ a partir del año próximo, Eduardo Duhalde opinó que, si Daniel Scioli hubiera ganado las últimas elecciones presidenciales, su gestión hubiese estado "muy condicionada" por la ex presidenta Cristina Fernández de Kirchner.

No obstante, consideró que Scioli no se convirtió en líder de la oposición porque "no tuvo vocación de conducir nada".

"No es el jefe de la oposición porque él no sé si quiere conducir; no sé si tiene condiciones tampoco, habría que verlo si lo intenta, pero hasta ahora no ha tenido la vocación de conducir nada", señaló Duhalde sobre Scioli.

Sin embargo, atribuyó la derrota de octubre de 2015 a que la ex presidenta Cristina Kirchner "creía que ganaba de cualquier manera, y puso candidatos que la gente no quería", entre los que puso como ejemplo al candidato a gobernador de la provincia de Buenos Aires, Aníbal Fernández.

"Esa idea caprichosa lo hizo perder a Scioli", sostuvo Duhalde, quien aseguró haberse autoimpuesto la "misión" de "reconstruir el justicialismo" tras las elecciones legislativas de este año.

"Los partidos requieren aggiornarse a los tiempos que corren para ponernos a disposición de los nuevos dirigentes", señaló.

El ex presidente dijo que, en caso de cumplir ese rol en el justicialismo, convocará a todos los sectores porque "todos los buenos no están de este lado, ni todos los malos del otro".

Además, subrayó lo imperioso de la autocrítica: "No creo en los dirigentes que piensan que lo que hicimos estuvo todo bien. La mayor parte de lo que hicimos estuvo mal; por eso, después de 34 años de democracia, estamos como estamos, cada vez peor", consideró.

"No estoy muy interesado en octubre, sino en el después, en si podemos reestructurar los partidos para el próximo turno", agregó para descartar cualquier rumor de una posible candidatura de cara a los próximos comicios legislativos.

Por otro lado, consideró que "hay un cáncer en la gobernanza" y que "ese cáncer es la burocracia": "El CEO toma una decisión y se cumple. Va al sector público y cree que es igual, pero hay un cáncer en la gobernanza que es todo lo que está entre el ministro y la decisión de abajo: la burocracia. La burocracia es un cáncer", se quejó.
Fuente:

Más Leídas