País - Judiciales Judiciales
lunes 23 de mayo de 2016

Detuvieron a dos personas por las amenazas de bomba en el predio de la ex Esma

Fueron detectados a través de análisis telefónicos. También les encontraron drogas.

Dos hombres fueron detenidos en las últimas horas, acusados de realizar amenazas de bomba en el predio donde funcionó la ex-ESMA, luego de ser detectados tras análisis telefónicos.

Las dos personas fueron arrestadas el sábado en el marco de la investigación que realiza el fiscal Franco Picardi, en operativos especiales dispuestos por el Ministerio de Seguridad de la Nación, y una de ellas trabaja en el predio.

Los imputados, ambos de nacionalidad argentina, fueron detenidos por orden del juez federal Luis Rodríguez y en los allanamientos se secuestraron 26 celulares y 22 chips, desde los que se presume se habrían realizado las llamadas.

El fiscal llevó adelante un entrecruzamiento de llamadas y escuchas telefónicas, junto al Departamento de Inteligencia y Crimen Organizado de la Policía Federal, que derivaron en estas detenciones.

El denominador común fueron las llamadas entrantes a la ex-ESMA, que determinó que quien daba los mensajes siempre utilizaba un mismo celular (identificado por su IMEI), pero al que se le intercambiaban los chips.

Esa situación dificultó su identificación, puesto que el teléfono, así como los chips utilizados, no estaban a nombre de alguien en concreto.

Uno de los teléfonos fue rastreado a raíz de la movilidad que tenía una de las líneas por la que se hicieron varios llamados, y arrojó que quien hacía las llamadas vivía en Lomas de Zamora y era un trabajador de la ex-ESMA.

Al ser allanada la vivienda de uno de los acusados, se encontró el celular desde donde se realizaban los llamados, 15 chips y otros teléfonos que ahora están bajo análisis.

Fuentes judiciales informaron a NA que el hombre es empleado del área de logística de la ex-ESMA y comenzó a trabajar en junio del año pasado en el lugar: se lo acusa de haber realizado al menos 15 llamados con amenazas de bomba en el predio donde funcionó el centro clandestino de detención.

El secretario de Derechos Humanos, Claudio Avruj, precisó que el imputado trabaja en la parte de "logística" del Ente Público Espacio para la Memoria y para la Promoción y Defensa de los Derechos Humanos.

Al respecto, el funcionario indicó que el Ente es "gestionado por organismos de derechos humanos, con un delegado de la Nación y otro de la Ciudad", y eso hace que el Estado no tenga "potestad" para controlar y dar seguridad.

En declaraciones televisivas, Avruj celebró las detenciones y afirmó que espera que sea "un ejemplo para todo aquel que quiere hacer un daño así".

"Teníamos que evacuar el predio muy seguido y era un trastorno. Esta situación nos hace repensar de cara al futuro las medidas que habrá que tomar para poder garantizar la seguridad en el predio, un gran espacio público consagrado a los Derechos Humanos, que debe ser visitado por todos los argentinos, pero con la posibilidad de poder hacerlo con la armonía y tranquilidad necesarias de acuerdo a la importancia y sensibilidad propia del lugar", opinó Avruj.

En tanto, el otro imputado fue detenido en el barrio porteño de Caballito, por haber realizada una amenaza de bomba utilizando un celular que está a nombre de su padre.

El hombre no tendría vínculos con la institución y al momento de la detención, junto con la de un familiar suyo que estaba presente en su domicilio, se hallaron 7 frascos con marihuana en su interior, sustancia que fue incautada.

Ahora, la causa está bajo secreto de sumario y los sospechosos serán indagados en las próximas horas, en tanto que se analizarán sus registros de voz.

La ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, destacó el trabajo conjunto entre el Ministerio de Seguridad de la Nación, la justicia y la Policía Federal y expresó además que "las sanciones que las impartirá la Justicia serán fuertes".

"Hicimos una profunda investigación analizando las comunicaciones telefónicas que se desarrollaban en la ex-Esma. Ahora las investigaciones se hacen", apuntó.

El Ministerio, en tanto, informó que "según la información recabada, se recibieron 27 amenazas consecutivas desde diciembre pasado y ya son 57 en lo que va de este año" y que "en total, las requisas realizadas concluyeron con el secuestro de 26 teléfonos celulares que habrían sido utilizados para realizar las llamadas junto con 22 chips".

"Paralelamente, en el domicilio de Caballito donde se encontró la droga se decomisaron 7 frascos con marihuana, 1 bolsa con la misma sustancia, 2 balanzas de precisión y dinero en efectivo", agregó la cartera nacional en un comunicado.

La ex-ESMA está a cargo del Ente Público Espacio para la Memoria y para la Promoción y Defensa de los Derechos Humanos, en avenida Del Libertador 8151, mismo lugar donde durante la última dictadura militar funcionó un centro clandestino de detención.

En la actualidad funcionan el Archivo Nacional de la Memoria, el Centro Cultural de la Memoria Haroldo Conti, el Canal Encuentro y áreas de los Ministerios de Justicia y de Ciencia y Tecnología.

Fuente: NA
Fuente:

Dejanos tu comentario

Más Leídas